Segundo semestre

Las cifras de Alcoa abren con tono positivo la temporada de resultados en EE UU

Alcoa ha inaugurado con un tono cauteloso pero positivo la temporada de presentación de resultados del segundo semestre en EE UU. El productor de aluminio americano, y dueño de la española Inespal, ganó en el segundo trimestre del año 126 millones de dólares (unos 107 millones de euros), una suma que contrasta con los 201 millones de pérdidas del primer trimestre de este ejercicio. El año pasado, en estas mismas fechas, cuando la crisis era más profunda, la empresa también se anotaba pérdidas por valor de 454 millones de dólares (362 millones de euros).

Según la multinacional, tras esta mejora hay un aumento de los volúmenes de venta, incrementos en la productividad (por una estrategia de ajustes), un cambio favorable en las divisas y unos mejores costes energéticos, que han podido compensar en cierta medida unos precios por debajo de la media.

La ventas aumentaron un 22,2% con respecto al mismo periodo del año pasado, hasta llegar a los 5.187 millones de dólares, aunque la mitad de la facturación ha tenido su origen en EE UU, un país que está saliendo de la crisis con un paso algo más firme que Europa.

ALCOA INC. 41,96 -4,18%

Con todo, la cifra a la que más atención han prestado los analistas es a la que corresponde con las expectativas. Alcoa está aún lejos de recuperarse de la crisis de 2008 y de volver a un mercado similar al que hubo antes, pero desde la empresa se anticipa una recuperación global para su oferta que puede fluctuar entre el 10% y 12% al alza. La mejora en el sector de la automoción y el transporte están detrás de este optimismo.

"Las perspectivas para Alcoa y para el mercado del aluminio continúan siendo excelentes", explicó el consejero delegado de la empresa, Klaus Kleinfeld, quien recordó que este material es "tradicionalmente la columna vertebral del crecimiento de las economías".

La nota negativa para Alcoa la sigue poniendo la presión de los precios, que son aún un 14% más bajos que en el primer trimestre del año y están lejos de los máximos alcanzados antes de la crisis.