Y la LORCA

Rato defiende el "tsunami regulatorio" del sistema financiero

El presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato, ha defendido hoy el "tsunami regulatorio" que afecta al sistema financiero nacional e internacional, y que "aportará estabilidad al sistema mediante el fortalecimiento de las entidades financieras y minimizando el riesgo sistémico".

En este sentido, Rato ha defendido la nueva Ley de ârganos Rectores de Cajas de Ahorros (LORCA), que entra hoy en vigor, ya que "abrirá las cajas al mercado bajo varias formas", lo que según el directivo asegura la viabilidad financiera de las entidades que no logren devolver las ayudas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Además, el ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) ha defendido los efectos del FROB sobre el sistema financiero español, y ha recordado que 39 de las 45 cajas españolas se han acogido al mismo mediante siete fusiones y la creación de cinco Sistemas Institucionales de Protección (SIP).

La reforma de Basilea III ha sido otros de los puntos en los que Rato se ha mostrado a favor, ya que "reducirá los riesgos sistémicos y corregirá las imperfecciones de Basilea II", aunque ha advertido de que "el tiempo es importante, ya que una reforma demasiado urgente podría cercenar la recuperación de la economía mundial, y una demasiado tardía podría no llevarse a cabo por reticencias políticas".

Además, el presidente de Caja Madrid ha advertido de que Basilea III tiene "riesgos reales", como la posibilidad de afectar a la "innovación financiera", y ha dicho en este sentido que "habrá que esperar a ver cómo concluyen las negociaciones" en curso, para hacer una valoración más precisa de sus efectos.

Rato ha defendido, por otra parte, la actuación de España con respecto a su política financiera, y ha recordado que el crédito de endeudamiento del país no se disparó hasta el año 2005, cuando la Unión Europea obligó a España a suavizar las medidas anticíclicas del Banco de España.

En este sentido, el ex vicepresidente económico del Gobierno ha dicho que España ha tenido "siempre una regulación prudencial, con un modelo supervisor muy próximo a la banca y a las cajas", y ha subrayado que "el contribuyente español ha puesto poco dinero en el sistema financiero, en comparación con otros países", concretamente Estados Unidos o el Reino Unido.