Petróleo

El crudo de Texas baja el 1,49% y cierra a 74,95 dólares por barril

El barril de crudo de Texas cerró hoy a 74,95 dólares, lo que supone un descenso del 1,49% respecto al precio al que terminó la semana pasada, cuando en conjunto se encareció un 5,47%.

Al finalizar esta primera sesión de la semana en la Bolsa Mercantil de Nueva York, los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en agosto restaron 1,14 dólares al precio del viernes.

Los contratos de gasolina y los de gasóleo bajaron cinco y tres centavos de dólar, respectivamente, respecto de sus valores anteriores y cerraron a 2,02 y 1,99 dólares por galón (3,78 litros).

Al igual de lo ocurrido con el crudo, el descenso de hoy interrumpe varios días de subidas para ambos combustibles, que durante la semana pasada se encarecieron en conjunto el 5,07% y el 5,76%, respectivamente.

Los contratos de gas natural registraron hoy una bajada de dos centavos y concluyeron a 4,38 dólares por cada mil pies cúbicos, después de que la semana pasada ya acabaran un 6% más baratos que siete días antes.

Estos descensos tenía lugar mientras el dólar se fortalecía ante el euro, de forma que por la moneda única en la eurozona se pagaban 1,2590 dólares, frente a los 1,2640 del viernes.

La subida del dólar encarece las inversiones en materias primas que, como el crudo, se negocian con la divisa estadounidense.

Además, los expertos esperan que mañana se informe, por segundo mes consecutivo, de un descenso en las ventas minoristas en Estados Unidos, lo que ha hecho que se generalizaran entre los inversores las dudas acerca de la recuperación económica del mayor consumidor de energía del mundo.

La tendencia alcista en el precio del crudo durante la semana pasada fue en paralelo a la sólida corriente compradora que predominó también en la Bolsa de Nueva York y se afianzó tras conocerse el jueves que las reservas de petróleo bajaron en Estados Unidos en 5 millones de barriles en una semana, más de lo que se preveía, según datos del Departamento de Energía.

Durante la semana pasada el Fondo Monetario Internacional (FMI) también revisó al alza sus previsiones de crecimiento de la economía mundial para este año, que ahora calcula será de un 4,6%, cuatro décimas más de lo que calculó en abril.