En el propio aeropuerto

Prisas, vuelos y seguros de viaje de último minuto

Caja Madrid y Mapfre instalan en Barajas un cajero que vende pólizas

Tres de la tarde, Aeropuerto de Barajas, Madrid. Sentado en una butaca de plástico cuentas las horas para embarcar. A tu alrededor gente durmiendo, comiendo, comprando... En definitiva, el ambiente previo al embarque de algún vuelo. Preguntándote si tendrías que haber embalado tu equipaje, buscas en la maleta de mano algo que leer. Estás aburrido y tras 20 minutos tu acompañante aún no ha vuelto de su paseo. Es entonces cuando te acuerdas del seguros de viaje.

Con la mente puesta en circunstancias como esta, Mapfre y Caja Madrid han lanzado al mercado Viaje Seguro, una iniciativa pionera en Europa que permite a los residentes en España disponer en pocos minutos de un seguro de viaje en el propio aeropuerto a través de un cajero automático especializado.

Desde 1,90 euros por persona y día, los viajeros podrán contratar una póliza para sí o para sus allegados que incluya asistencia médica de urgencia, pérdidas de equipaje así como de conexiones aéreas. El seguro ofrece, además, la posibilidad de ampliar los límites de cobertura y contratar garantías adicionales, como la asistencia jurídica en el extranjero.

El precio de la póliza varía según el destino sea España, Europa y su entorno, o cualquier otro punto del mundo. Aún así, quedan fuera de la cobertura aquellos países que el Ministerio de Asuntos Exteriores cataloga como especialmente conflictivos.

El pasado 23 de junio se instalaron en la T4 de Barajas los cuatro únicos dispositivos existentes hasta la fecha. Estarán a prueba seis meses y, si los resultados son positivos, se desplegarán nuevos cajeros en otros puntos estratégicos como estaciones de tren y de autobuses internacionales.

El coste de cada aparato -fabricados por Wincord Nixdorf en exclusiva para Caja Madrid y Mapfre- oscila entre los 12.000 y los 15.000 euros. Los cajeros cuentan con escáner, pantalla táctil, lector de tarjetas e impresora, y permiten operar en inglés y español. El servicio se dará a conocer a través de las oficinas de Caja Madrid, revistas de turismo y, quizá, los mostradores de Iberia.

Un contrato listo en un abrir y cerrar de ojos

La contratación del seguro se puede realizar con cualquier tarjeta bancaria. Sólo se necesita situar el NIF o el pasaporte de los viajeros a través bajo el escáner incorporado en el cajero y seleccionar, por medio de una pantalla táctil, las fechas del viaje y el país de destino.

Una vez completados los datos, el cliente obtendrá un resguardo de la póliza, que detalla las principales coberturas contratadas, así como las indicaciones pertinentes para solicitar asistencia en caso de sufrir alguna incidencia durante su viaje. Automáticamente el asegurado recibirá la póliza completa en su dirección de correo electrónico. De está manera y en caso de pérdida del resguardo, el cliente puede acceder sin problema a todos los datos contenidos en el documento.