Algo "crucial" para la salud económica del país

Bernanke pide esfuerzos adicionales para aumentar el crédito a pequeñas empresas

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijo hoy que son necesarios esfuerzos adicionales para que las pequeñas empresas tengan acceso al crédito, algo que calificó de "crucial" para la salud económica del país.

Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal
Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal

"Nuestro mensaje es claro: además de mantener estándares prudentes, las entidades crediticias deben de hacer todo lo posible para satisfacer las necesidades de los prestatarios que merecen acceso al crédito", dijo Bernanke en una conferencia en Washington.

El responsable del banco central estadounidense dijo que para asegurar que ese mensaje no cae en saco roto, la entidad ha realizado cursos de formación con los examinadores bancarios, que recomiendan a las entidades a quién prestar dinero.

Apuntó que el acceso al crédito sigue siendo difícil y dijo que la Fed sigue recibiendo quejas de los bancos alegando que los examinadores a menudo los disuaden de conceder préstamos de buena calidad.

"Nos tomamos ese asunto muy en serio", explicó Bernanke.

Recordó, por lo demás, que las pequeñas empresas "son centrales en la creación de puestos de trabajo" al emplear a alrededor de la mitad de los estadounidenses y representar alrededor del 60% de los puestos de trabajo creados.

Insistió en que las pequeñas empresas de reciente creación, aquellas que tienen menos de dos años, "son especialmente importantes", ya que suelen generar una cuarta parte de los trabajos nuevos a pesar de emplear a menos del 10% de la fuerza laboral.

Mencionó, por lo demás, que los esfuerzos realizados por la Fed y los reguladores para asegurar que el crédito vuelve a fluir han dado resultados, es necesario "hacer más".

"Para apoyar la recuperación necesitamos encontrar formas para asegurarnos de que los prestatarios que se lo merecen tengan acceso al crédito", insistió.

La Casa Blanca respalda la legislación a debate en el Congreso para crear un fondo gubernamental e incentivos fiscales por un total de 30.000 millones de dólares (23.835 millones de euros) para los pequeños negocios.

El proyecto afronta de todos modos un destino incierto en el Congreso ante la creciente preocupación por el déficit federal del país.