Por ahora, confirma la nota

La deuda del Reino Unido podría ser incompatible con la triple A, según S&P

Standard & Poor's confirma la triple A sobre la deuda de Reino Unido a largo plazo, pero mantiene una perspectiva negativa, diciendo que la carga de la deuda del Gobierno puede resultar incompatible con la máxima calificación.

"A medio plazo las previsiones económicas de Standard & Poor's para el Reino Unido son menos optimistas que las hipótesis que sustentan el presupuesto", dijo la agencia de calificación crediticia en un comunicado. "Por lo tanto, hay todavía un riesgo importante de que la deuda pública del Reino Unido podría dirigirse a un nivel incompatible con la calificación 'AAA' ". Con esta afirmación, la agencia deja abierta la posibilidad a una rebaja de la nota a medio plazo ante las dimensiones del desafío fiscal al que se enfrenta el país.

Standard & Poor's confirmó, no obstante, la nota de solvencia a largo plazo 'AAA' y la nota a corto plazo 'A-1+' de Reino Unido. "Las calificaciones de Reino Unido se sostienen por la riqueza y diversidad de la economía y su amplia flexibilidad fiscal y monetaria, así como por su relativamente adaptables mercados de producto y laboral", destaca.

La agencia advierte, asimismo, de los desafíos a los que se enfrenta Reino Unido, principalmente por el "sustancial deterioro estructural" de las finanzas públicas entre 2007 y 2009, que ha llevado la deuda pública al nivel más alto entre los países con calificación 'AAA'.

Como soporte del 'rating' británico, la agencia destaca que la nueva coalición de Gobierno en Reino Unido planea un significativo recorte del déficit en los próximos años.

"La perspectiva negativa refleja el potencial para una rebaja si el Gobierno no pone en práctica su programa de consolidación fiscal de la manera prevista", señala el analista de S&P Trevor Cullinan.