Movilizará más de 750.000 millones

Juncker dice que el fondo de rescate del euro estará listo a finales de mes

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, aseguró hoy que el fondo de rescate destinado a socorrer a países de la zona euro con problemas de financiación "estará listo sin ninguna duda antes de final de mes", una vez resuelva las resistencias del nuevo Gobierno de Eslovaquia a contribuir al mismo.

"El instrumento estará listo sin ninguna duda antes de final de mes", aseguró Juncker, antes de participar en Bruselas la reunión mensual de ministros de Finanzas de la moneda única, tras la que planea reunirse con los representantes de Eslovaquia para insistir en que el país debe cumplir sus compromisos "antes de mediados de julio".

Los Veintisiete (Eslovaquia incluida) acordaron el pasado mes de mayo un mecanismo capaz de movilizar hasta 750.000 millones de euros para socorrer a países del euro con problemas de financiación y con el objetivo de ahuyentar el peligro de contagio de la crisis de deuda helena.

La parte del mecanismo que necesita de la contribución de Eslovaquia es la Facilidad Europea de Estabilidad Financiera, una sociedad con sede en Luxemburgo cuya labor será la de captar dinero barato del mercado, mediante la emisión de deuda garantizada por los socios accionistas (los propios estados del euro), para prestarlo a su vez a los países que no puedan financiarse normalmente.

La facilidad podrá lanzar bonos garantizados por valor de hasta 440.000 millones de euros, del total de 750.000 millones de euros del mecanismo de estabilización, que se completan con los 60.000 millones de euros con cargo al presupuesto comunitario y la aportación del Fondo Monetario Internacional (FMI), estimada en un tercio del total.

El problema radica en que el Gobierno de Eslovaquia que tomó parte en las negociaciones del paquete de rescate perdió las elecciones el pasado 12 de junio y el actual Ejecutivo desea renegociar la contribución del país.

Juncker confió hoy en vencer sus resistencias durante las reuniones que celebrará esta tarde con el nuevo ministro de Finanzas eslovaco, Ivan Miklos; y la primera ministra, Iveta Radicova, este martes por la mañana.

Por otro lado, la Comisión Europea han reiterado en varias ocasiones que, en el caso de que algún país necesitara ayuda antes de que la facilidad esté operativa, podría recurrir a los 60.000 millones del mecanismo con cargo al presupuesto comunitario.