Respetando los servicios mínimos

Los trabajadores de Metro ratifican la convocatoria de huelga para miércoles y viernes

Los trabajadores de Metro han ratificado en la asamblea de la tarde la convocatoria de huelga para este miércoles, 14 de julio, y viernes 16, con el compromiso de respetar los servicios mínimos del 50% establecidos por la Consejería de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid.

Este cambio en la convocatoria viene después de que el comité de huelga haya llegado este lunes a la asamblea de trabajadores sin ningún acuerdo cerrado acerca de las reducciones de partidas y el ahorro de los 7,9 millones de euros que tiene que hacer la compañía antes de que finalice el año, según establece la Ley de Medidas Urgentes.

Los trabajadores votaron a favor de los paros por unanimidad y, según explicó a Europa Press el portavoz del Comité de Huelga, Antonio Asensio, el objetivo es seguir negociando con la dirección para no tener que continuar con los paros. Aunque este lunes, ha asegurado, la dirección de Metro no se ha puesto en contacto con ellos, esperan poder "mañana mismo" ponerse a negociar.

La semana pasada, después de unas jornadas de huelga completa sin servicios mínimos, los mismos trabajadores aprobaron en asamblea dar una semana de "tregua" para que sindicatos y dirección de la compañía se sentaran a negociar con el fin de acercar posturas y estudiar de dónde sacar la aminoración de gastos sin tocar los salarios.

Junto a esta semana de "entendimiento" aprobaron también una nueva tanda de paros de 24 horas para llevar a cabo en el caso de no llegar a un acuerdo. Aunque estaban convocados para esta semana, desde mañana al viernes, y en una segunda convocatoria, del 20 al 23 de julio, de momento, sólo seguirán adelante los de este miércoles y este viernes.

Y eso sí, ha asegurado el portavoz del comité de huelga, Antonio Asensio, respetando los servicios mínimos establecidos por la Consejería con la mitad de los trenes en circulación, a pesar de considerarlos "abusivos" y tras ser rechazada la propuesta de los sindicatos al respecto: 40 por ciento en hora punta y sin servicio el resto del día.

Pese a que sigue adelante la huelga, Asensio ha señalado que estaban "muy cerca" de llegar a un acuerdo para cerrar el recorte de partidas, pero que la última oferta de la dirección de llevar a cabo un recorte del 1,5% sobre los salarios de los trabajadores -teniendo en cuenta que el resto de empleados va a sufrir un 5%- les parece una "provocación".

De momento, se mantienen estas dos jornadas de huelga, aunque en el Metro se sigue anunciando que la convocatoria es para los siguientes cuatro días porque aún no ha habido desconvocatoria oficial, y los sindicatos esperan reunirse pronto con la dirección para alcanzar un acuerdo definitivo.