Disputa sobre la operadora brasileña Vivo

El Gobierno emplaza a Telefónica y Portugal a adaptarse al fallo sobre la 'acción de oro' de PT

El secretario de Estado de Telecomunicaciones, Francisco Ros, afirmó el viernes que Telefónica y el Estado portugués "tendrán que ver cómo se adaptan" al nuevo marco establecido por el Tribunal de Justicia de la UE, en referencia a la disputa sobre la operadora brasileña Vivo.

El Tribunal declaró ilegal el uso de la acción de oro del Estado portugués en Portugal Telecom (PT), con la que vetó la venta a Telefónica del 30 % de Vivo que está en manos de PT, pese a que los accionistas de la operadora portuguesa habían votado a favor. El secretario de Estado de Telecomunicaciones mostró su respeto a esta sentencia y evitó pronunciarse sobre ella, al igual que sobre la pervivencia de la acción de oro, sobre la que se remitió a los fallos judiciales.

Ros insistió en que "hay que respetar las decisiones del Tribunal" y confió en que "lo que haga el Gobierno portugués, seguro que está muy bien reflexionado y actuarán como tienen que actuar".

TELEFÓNICA 6,25 0,21%

"Tenemos que ir acostumbrándonos en Europa a que, o conseguimos un mercado abierto de tamaño europeo o tendremos dificultades para desarrollar tecnologías, empresas y competir con otras regiones del mundo", razonó.

Ros manifestó que los pronunciamientos del Tribunal de Justicia de la UE sobre la acción de oro "son muy claros" y subrayó que "es muy importante ir hacia el mercado único digital europeo".

Por su parte, los analistas de Citi publicaron el viernes un informe sobre Telefónica y PT donde aseguran que en tres meses se resolverá la pugna sobre Vivo y que la consolidación entre el operador brasileño móvil y el negocio de telefonía fija de Telesp, que controla la española, no se retrasará "mucho más".

No obstante, la casa de análisis dijo que en caso de que el Gobierno portugués quiera "jugar duro", es decir, no acate la sentencia del TUE, la "disputa" podría extenderse más allá de estas previsiones.

Citi indicó que, tras hablar con representantes de la UE, éstos consideran que el fallo puede tener carácter retroactivo, por lo que el veto a la oferta de Telefónica por Vivo podría ser revocada. Los expertos indicaron que la sentencia es vinculante por lo que el Estado luso debe empezar a demostrar su intención de cumplir con el fallo del Tribunal, ya que si no, en última instancia, podrían ser multados.