Reforma del reglamento del impuesto sobre sociedades

El Gobierno da luz verde al régimen fiscal de operaciones vinculadas

CiU se apuntó una medalla en el Consejo de Ministros de este viernes, donde se aprobó una reforma del reglamento del impuesto sobre sociedades por la que desaparece la obligación de documentar las operaciones vinculadas cuando el volumen total de las efectuadas con la misma persona o entidad no superen los 250.000 euros. La obligación se mantiene en pie cuando dichas operaciones se formalicen con personas o entidades residentes en paraísos fiscales, con personas físicas que tributen bajo el régimen de estimación objetiva o en aquellos supuestos en los que se transmitan negocios, carteras, inmuebles o se realicen operaciones con intangibles.

La iniciativa ya se incorporó a una disposición adicional del decreto que coronó los llamados pactos de Zurbano, pero estaba pendiente de su aprobación por el Gobierno.

En este primer real decreto se simplificaron las obligaciones documentales por la realización de operaciones vinculadas, al eximir de las mismas a aquellas empresas cuya cifra de negocio durante anual no superara los ocho millones de euros.