Petróleo

El crudo de Texas cierra a 76,09 dólares y sube el 5,47% en la semana

El barril de crudo de Texas se encareció hoy el 0,86%, a 76,09 dólares, y prolongó así la tendencia alcista de las dos sesiones previas en Nueva York, lo que permite que concluya la semana con un alza del 5,47% respecto del pasado viernes.

Al finalizar esta última sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York, los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en agosto añadieron 65 centavos al precio del jueves y han recuperado gran parte del terreno perdido en la semana anterior, cuando llegaron a negociarse en torno a 78 dólares.

Los contratos de gasolina y los de gasóleo sumaron alrededor de dos centavos a sus valores anteriores y cerraron a 2,07 y 2,02 dólares por galón (3,78 litros) respectivamente, lo que representa un avance en la semana del 5,07% y del 5,76% en cada caso.

Los contratos de gas natural registraron hoy una escasa variación respecto del jueves y concluyeron a 4,40 dólares por cada mil pies cúbicos, un 6% más baratos que hace una semana.

La tendencia alcista en el precio del crudo fue esta semana en paralelo a la sólida corriente compradora que predominaba también en la Bolsa de Nueva York y se afianzó tras conocerse el jueves que las reservas de petróleo bajaron en Estados Unidos la pasada semana en 5 millones de barriles respecto de la anterior, más de lo que se preveía, según datos del Departamento de Energía (DOE).

Las existencias de gasolina subieron en cambio en 1,3 millones de barriles, aunque eso no impidió que el valor del crudo y el de ese combustible siguieran en alza.

Durante la semana que termina, el Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó al alza sus previsiones de crecimiento de la economía mundial para este año, que ahora calcula será de un 4,6%, cuatro décimas más de lo que calculó en abril.

En Estados Unidos, la Agencia de Información de Energía (EIA, por su siglas en inglés), que es la división estadística del DOE, manifestó que el consumo de crudo a nivel mundial aumentará en torno a 1,5 millones de barriles diarios en 2010 y en el próximo año, un pronóstico también algo más favorable del que tenía un mes antes.

La EIA calcula que el precio medio del barril de crudo de Texas será de una media de 79 dólares en la segunda mitad de este año y de 83 dólares en 2011.