Quiere expandir su red

Carrefour prevé un ligero aumento de ventas

El presidente de Carrefour España, Rafael Arias Salgado, afirmó hoy que el presupuesto de la compañía para este ejercicio recoge un "pequeño margen de crecimiento" de la facturación, al tiempo que indicó que el propósito del grupo se centra en ganar cuota de mercado y expandir su red a través de un programa de aperturas que, entre otros formatos, incluye supermercados de barrio y de proximidad.

"Nuestro objetivo es tener un crecimiento, aunque no muy grande porque la situación económica no lo permite", señaló Arias-Salgado a preguntas de los periodistas tras la asamblea anual de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged).

Carrefour España pretende, "en la medida en que lo permita el marco legal", expandirse a través de aquellos formatos "más adecuados y más rentables desde el punto de vista de la coyuntura" económica actual.

Para ello, según su presidente, tiene diseñado un programa de expansión a través de enseñas como ''Carrefour City'' y ''Carrefour Market'', lo que supone "utilizar las tiendas de proximidad y tiendas de barrio como uno de los mecanismos de expansión".

CARREFOUR 15,77 -0,57%

En opinión de Arias-Salgado, el consumo está "todavía bastante tibio", lo que ha llevado al sector de la distribución a hacer un "esfuerzo extraordinario" de presión sobre sus márgenes y de bajada de precios. "Este es uno de los elementos fundamentales que está permitiendo mantener una tasa de inflación enormemente baja", apuntó.

Preguntado acerca de la reacción de los consumidores a la subida del IVA, consideró que aún es pronto para determinar la respuesta y apuntó que "de manera muy importante, se verá en el último trimestre del año, que es la época del año de mayor consumo".

Tras recordar que Carrefour ha absorbido el incremento del IVA donde los márgenes lo han permitido, opinó que "en estos momentos, usar la fiscalidad sobre el consumo, especialmente sobre productos de primera necesidad, no es una medida positiva".

Cuestionado acerca de si con esta medida se recrudecerá la ''guerra de precios'' en el sector, defendió que más que una ''guerra'' ha habido un "intento de ajustarse lo máximo a la situación de crisis".

"La competencia dentro de las grandes empresas de distribución es siempre muy intensa y nos vigilamos recíprocamente para atraer al mayor número de clientes posible", defendió, antes de enmarcar la presión a la baja sobre los precios en un contexto de "crisis muy aguda".

Por su parte, la secretaria general de Eroski, Leire Barañano, consideró que el consumo "está en una situación mejor que en 2009". "Se van viendo ligeras mejoras", añadió, aunque consideró difícil hacer pronósticos sobre el segundo semestre, teniendo en cuenta que el verano y la Navidad son "dos momentos que para la distribución pesan mucho".

En relación con la subida del IVA, informó de que la compañía ha puesto en marcha una campaña de información en las tiendas, porque ha detectado que existen "consultas y preguntas" del consumidor, mientras que, respecto a la ''guerra de precios'', defendió que en la coyuntura actual "el trabajo sobre el ajuste de los precios no debe reducirse".