Tras valorar su "sólido" modelo de negocio

Fitch mantiene el rating de Iberdrola y confía en la colocación del déficit de tarifa

La agencia de calificación crediticia Fitch reafirmó hoy el rating de Iberdrola en 'A-' a largo plazo (tercera nota de la calidad buena) y en 'F2' a corto plazo (calidad buena) tras valorar su "sólido" modelo de negocio, su posición en el mercado español y su diversificación tanto geográfica como por actividades.

La agencia, que también mantiene en estable la perspectiva de la eléctrica, adopta esta decisión convencida de que el déficit de tarifa del sector eléctrico podrá titulizarse entre entidades financieras, con lo que Iberdrola dejará de financiar 3.800 millones de este pasivo.

Sobre la situación regulatoria en España, indica que el sector se encuentra en un proceso de revisión y que cualquier medida resultante del mismo con efectos negativos sobre Iberdrola "ejercerá presión sobre el perfil financiero" de la compañía.

Junto a esto, asegura que Iberdrola ha consolidad su posición de liderazgo en el negocio de las renovables y que el 86% de la electricidad que genera tiene ninguna o muy baja emisión de CO2. Los rating de la filial Scottish Power también se han mantenido.

IBERDROLA 11,18 1,31%

Además, Fitch destaca que desde 2009 la eléctrica ha mejorado sus parámetros crediticios y considera que será capaz de mantener esta tendencia durante los dos próximos años gracias a, entre otros aspectos, las medidas adoptadas para mejorar el flujo de caja.

La decisión de Fitch se conoce tres días después de que Moody's rebajara de estable a negativa la perspectiva sobre el rating de Iberdrola tras el acuerdo entre el Gobierno y el Partido Popular para congelar la tarifa de la luz en julio y, con ello, impedir una subida del 4% en el precio regulado de este producto.