Reforma del modelo aeroportuario

AENA ve en la entrada de capital privado un aumento de la eficiencia

La entrada de capital privado en AENA, la entidad pública empresarial que gestiona los aeropuertos, ayudará a incrementar la "eficiencia en la toma de decisiones". Así lo manifestó ayer el presidente del organismo, Juan Ignacio Lema, durante un desayuno organizado por Gestiona Radio, para añadir que también contribuirá a que se reduzca la influencia de los "criterios políticos" en la gestión.

El anteproyecto de ley de reforma del modelo aeroportuario, en el que en estos momentos trabaja el Gobierno, pretende dar entrada en AENA al capital privado, que podría superar el 30% del total. Aunque todavía no se ha estudiado cómo se llevará a cabo el proceso de venta de esta participación, las decisiones en la gestión se basarán, según Lema, "en criterios de eficiencia y de rentabilidad económica", ya que el que "se juega su dinero" velará por sus intereses.

En las dos décadas de vida de AENA se han invertido unos 17.000 millones de euros en infraestructuras. Pero el esfuerzo, en opinión de Lema, debe ser continuo. "España tiene uno de los sistemas aeroportuarios más modernos, pero requiere mejoras para aumentar su eficiencia". De ahí la necesidad de capital fresco.

El nuevo modelo permitirá también a AENA crecer en el extranjero, mercado en el que está bien posicionado (como en México) y en el que quiere profundizar.

Socio financiero u operador

"Estamos abiertos a cualquier socio al que le pueda interesar AENA, tanto financieros como operadores", señaló Lema.

El director general de Abertis Airports, Carlos del Río, presente también en el evento, declaró al respecto que su firma estudiaría la posibilidad de participar siempre y cuando entrasen como socios industriales, siendo parte activa de la gestión.

Ave, aliado y enemigo

El presidente de AENA, Juan Ignacio Lema, se refirió al AVE como a una "clara competencia" para el transporte aéreo a la vez que un "tremendo aliado". Por ejemplo, el AVE permite desplazarse a Madrid para volar a otro destino. En un futuro, dijo, ambos billetes se podrían integrar en uno solo.