Conglomerado industrial

La rusa Interskol compra el 51% de la planta de Ripoll de Casals a la familia Pozzo

El grupo ruso Interskol ha desembarcado en España a través de la compra de la mayoría del capital de Talleres Casals, la última de las tres empresas del grupo con factoría en Ripoll (Gerona) que seguía en manos exclusivas de la familia Pozzo. Fuentes sindicales señalaron que la operación está pendiente de los últimos flecos.

Interskol es el heredero de un conglomerado industrial productor de maquinaria de la antigua Unión Soviética, con una facturación de 200 millones de euros y con fábricas en China. Las mismas fuentes sindicales señalaron que el temor de los 60 trabajadores de la plantilla se centra en descubrir si el único interés del propietario pasa por apropiarse de las patentes de la firma catalana o si existe un plan industrial para la planta de Ripoll.

La familia Pozzo vendió a Taurus el almacén de Sant Joan Despí (Barcelona) y la división de herramientas eléctricas a finales del año pasado. Previamente, la marca de taladros Freud pasó a la multinacional Bosch. Con todo, los Pozzo pretenden mantener una participación minoritaria en talleres Casals.