Crédito subordinado

Bancaja recurre la sentencia sobre la deuda de Martinsa

Bancaja ha recurrido la sentencia del Juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña por la que se califica su deuda de 230 millones de euros con Martinsa Fadesa como crédito subordinado, informó un portavoz de la entidad.

Los créditos subordinados son los últimos en cobrarse en el proceso concursal de una compañía y son aquellos que responden a personas especialmente relacionadas con el deudor. Bancaja ocupaba un puesto en el consejo de administración de Martinsa Fadesa desde mediados de 2007 y superó el 5% del capital de la inmobiliaria, que solicitó concurso de acreedores en julio de 2008 con 7.000 millones de deuda. Según el portavoz de Bancaja, la entidad ya había provisionado la deuda con Martinsa Fadesa.

El juez Pablo González Carreró estimó parcialmente en su sentencia sobre el crédito de Bancaja la demanda de un grupo de 70 acreedores representados por el despacho Iure. "La sentencia supone un importante beneficio para los acreedores ordinarios en el concurso de Martinsa Fadesa, ya que se ha minorado en 230 millones el importe de los créditos ordinarios, aumentando así las perspectivas de cobro de los otros acreedores", indicó en un comunicado el despacho de abogados.