Aunque no sería un medida unilateral

El alcalde de Barcelona reitera su intención de aplicar un impuesto sobre el turista

El alcalde de Barcelona se reafirmó hoy en la intención de aplicar el impuesto sobre el turista, en respuesta al las declaraciones del presidente del Gremio de Hoteles de Barcelona, Jordi Clos, que tildó este gesto de "temerario".

Con todo, el alcalde aseguró que esta decisión no puede ser tomada de forma "unilateral". Por este motivo, reiteró su intención de trabajar con la Consejería de Economía y con el Gobierno estatal para trata de sacar la propuesta adelante.

"De momento se está estudiando, pero debemos elevar la cuestión a otros órganos porque, si no, no tendría sentido", matizó el alcalde.

Clos arremetió por la mañana contra el impuesto, que Turismo de Barcelona propuso que fuera de un euro por estancia para cada turista, y alertó de que es "peligroso" pensar que el cliente "lo aguanta todo" y estará dispuesto a seguir viniendo a la ciudad a pesar de esta medida.

Para Hereu la aparición en escena del gremio a través de su presidente supone un debate "necesario y positivo". Además, apuntó que otros sectores aprobarían la aplicación de esta medida.