La medida abaratará un 15% el precio de los equipos

Acer y Asus promueven un adaptador universal de portátil

Uno de los principales fabricantes de portátiles del mundo, Acer, y la firma pionera en la comercialización de netbooks, Asus, han sellado un acuerdo con otros fabricantes taiwaneses para promover un adaptador universal para estos dispositivos. La medida reportará ventajas medioambientales e implicará una reducción del precio de los equipos de entre un 10% y un 15%, según estas empresas.

Los principales fabricantes taiwaneses de portátiles, con Acer y Asus a la cabeza, han puesto en marcha una iniciativa para crear un adaptador estándar para recargar la batería de los ordenadores portátiles. Una acción que recuerda a la anunciada hace dos años por la industria del móvil cuando desvelaron en el Mobile World Congress de Barcelona un acuerdo para impulsar un cargador universal basado en el denominado microUSB, que sirve para cualquier modelo de teléfono móvil, y que llegará el próximo año.

La diferencia es que entonces hubo un acuerdo unánime, mientras que en esta ocasión la acción sólo implica, por lo que ha trascendido, a fabricantes taiwaneses. Además de las empresas citadas, están Compal, Quanta Computer, Wistron, Pegatron e Inventec. Pero no se han pronunciado al respecto gigantes del PC como HP y Dell, actualmente primero y tercero en el ranking mundial (Acer es el segundo), según Gartner.

La revista PC World indica que ya ha habido otras iniciativas en este sentido que han fracasado por los intereses de los fabricantes de ordenadores en torno a su negocio de consumibles. Al parecer, comprar hoy un cargador propietario de un fabricante puede llegar a suponer un precio de hasta 100 euros, así que no es de extrañar, como dice la publicación, que se dé el caso de que incluso diferentes modelos de equipos de un mismo fabricante tengan conectores distintos.

El anuncio supone que las firmas taiwanesas han sido las primeras en responder a la llamada del Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE) para crear dicho adaptador universal. Las compañías no han avanzado la fecha de entrada en vigor de esta medida que, parece estar aún en una fase muy inicial, ya que el IEEE tiene aún que definir el estándar para los conectores, especificaciones y protocolos comunes del adaptador. Pero, si tiene éxito, facilitará la vida de los usuarios y eliminará parte de la basura electrónica que se genera. Además, según los firmantes del acuerdo, los consumidores se beneficiarán de una reducción del precio de los portátiles de entre un 10% y un 15%.

Las ventas de chips suben 47,6%

Las ventas de chips en todo el mundo subieron en mayo un 47,6% con respecto al mismo mes del pasado ejercicio hasta 23.600 millones de dólares (unos 18.650 millones de euros), según los datos publicados ayer por la Semiconductor Industry Association (SIA). El incremento secuencial con respecto a abril fue del 4,5%.

George Scalise, presidente de la SIA, señaló que la tasa de crecimiento es inferior al 50,4% de abril, si bien afirmó que la industria mantiene el ritmo para alcanzar la previsión de crecimiento para 2010, realizada por su patronal, del 28,4%, hasta 290.500 millones.

El directivo indicó que la venta de chips está siendo impulsada por la demanda de equipos como los smartphones, y los portátiles o de componentes para la industria y la automoción.

Por regiones, América y Asia Pacífico registraron los mayores crecimientos interanuales en mayo con un 52,9% y un 50,9%, respectivamente. La venta de chips en Europa subió un 43,8% por un 34,7% de Japón.