El 31 de julio, límite para llegar a un acuerdo

Más de la mitad de los acreedores de Sos respalda el plan de refinanciación

Sos tiene de plazo hasta finales de mes para cerrar la refinanciación de su deuda. Su propuesta de reestructuración está respaldada, a día de hoy, por más de la mitad de las 51 entidades financieras, a las que adeuda alrededor de 1.300 millones de euros.

El calendario de Sos tiene marcado en rojo el próximo 31 de julio. Ese día tiene que tener cerrada su refinanciación, según reiteraba ayer el grupo de alimentación, que ya había fijado esa fecha como clave para su reestructuración financiera.

La empresa presidida por Mariano Pérez Claver comunicó ayer a la CNMV que ha firmado un compromiso de espera con el más de medio centenar de entidades financieras a las que adeuda más de 1.300 millones de euros. El compromiso, denominado stand still, estará en vigor hasta el último día de julio. Sos explica al regulador que el acuerdo ha sido aprobado por más del 70% del saldo agregado de la deuda financiera (que abarca tanto los préstamos sindicados como los bilaterales). De esta forma, apunta la compañía, se supera el umbral previsto en el propio compromiso para que éste entrara en vigor.

En cuanto a la propuesta que ha presentado en los últimos meses a sus bancos acreedores, Sos asegura que el Memorandum of Understanding (MOU, en sus siglas en inglés) está apoyado por más de la mitad de las entidades acreedoras. El consejero delegado del grupo también apunta en el comunicado remitido a la CNMV que "continúa las gestiones para conseguir su entrada tan pronto como sea posible".

DEÓLEO 0,03 9,09%

Además, agrega que Sos, en coordinación con el Steering Commitee, los cinco bancos que encabezan las negociaciones para la refinanciación, pretende cerrarla "durante la última semana del presente mes de julio, con el propósito de que dichos contratos queden firmados en o antes del día 31 de julio de 2010". Fuentes de la compañía aseguran que entre las firmas que han manifestado su apoyo al plan de refinanciación de Sos -que ha sido ideado por la firma de inversión Credit Suisse- están las principales entidades españolas. Además, manifiestan su confianza en llegar a un acuerdo con el resto de entidades en las próximas semanas.

Tras descartar la venta de la división arrocera del grupo, la principal propuesta que Sos ha realizado a sus acreedores pasa por reducir su deuda a entre 500 y 550 millones de euros antes de que concluya el ejercicio 2016. Para ello, planea la conversión en acciones de las participaciones preferentes, que Sos lanzó en 2006 con una valoración de 300 millones de euros. El grupo ya anunció el pasado mes que los titulares de estas participaciones no recibirán el pago del cupón trimestral debido a las pérdidas de 179 millones que Sos registró en 2009.

El plan de refinanciación de Sos también contempla la entrada de nuevos accionistas en la sociedad. Aunque aún no se ha desvelado la identidad de los nuevos accionistas, previsiblemente firmas de inversión. Por el momento, sí que ha trascendido la intención de Sos de realizar una nueva inyección de capital de cara a los próximos meses. Parte de ésta sería suscrita por los nuevos accionistas. Pero esta operación también permitiría a algunos de los accionistas actuales reforzar su posición en el accionariado.