El PP se opondrá al techo de gasto del Estado

Zapatero promete intensificar las reformas para sosegar al mercado

El Gobierno empieza a calentar motores con vistas al debate del estado de la nación. José Luis Rodríguez Zapatero se compromete en la comunicación enviada al Congreso a "intensificar" el alcance de las reformas en marcha para ganar competitividad y contribuir a estabilizar los mercados. El líder del PP, Mariano Rajoy, avanzó ayer que no votará a favor del techo de gasto, antesala del debate presupuestario.

Zapatero
Zapatero

Las reformas aprobadas por el Gobierno en las últimas semanas y las que están por llegar, relacionadas con el sistema financiero, la Seguridad Social y el sector servicios, componen la hoja de ruta de José Luis Rodríguez Zapatero para los próximos meses en un contexto de dificultades económicas y políticas crecientes. El Ejecutivo esboza en la comunicación que ha enviado al Congreso algunos de los anuncios que el presidente hará el próximo día 14 en el debate del estado de la nación, donde anunciará su intención de "intensificar el alcance" de las reformas en marcha con el objetivo de ganar competitividad y contribuir "a la recuperación de la estabilidad en los mercados".

En esta comunicación, se anticipa la posibilidad de que la nueva ley que reformará el régimen jurídico de las cajas de ahorro pueda ser aprobada en el Consejo de Ministros del próximo viernes, momento en el que se dará por finalizado el proceso de reestructuración de estas entidades. El Gobierno juzga imprescindible abordar también con la mayor celeridad la reforma de las pensiones, que será presentada en breve, así como culminar la reforma del sector servicios, en parte a través de dos leyes ya aprobadas. También se plantea enviar al Congreso en las próximas semanas el proyecto de ley de servicios profesionales, el plan de política industrial 2020 y un programa energético que tendría que salir del pacto que se negocia estos días con el PP. Buena parte de estas iniciativas están encuadradas en la ley de Economía Sostenible que, prórroga tras prórroga, duerme en el Congreso el sueño de los justos.

Máximo consenso

Consciente de las dificultades para conseguir un amplio acuerdo en muchas de estas reformas, pero seguro de que su eficacia está vinculada al máximo consenso, el Gobierno anuncia en su comunicación al Parlamento que su intención es alcanzar el más amplio compromiso político posible, un objetivo que podrá plasmarse o no en la votación de las resoluciones a que de lugar el debate sobre el estado de la nación.

Mientras los partidos nacionalistas miden estos días su margen de maniobra para acompañar al Gobierno en estas reformas, el PP parece tenerlo todo mucho más claro. Mariano Rajoy anticipó ayer a su Junta Directiva que no respaldará el techo de gasto que se someterá a votación el día 21 y que enmendará prácticamente en su totalidad la reforma laboral que también se someterá a la aprobación de la Cámara Baja esa misma fecha.

Rechazo de los Presupuestos

La primera decisión revela que el PP presentará una enmienda de devolución a los Presupuestos de 2011 cuando sean votados en el Congreso a mediados de octubre. La segunda equivale a anticipar la decisión del primer partido de la oposición de presentar un texto alternativo al decreto ley convalidado recientemente por el Congreso. Dos son las razones que Rajoy esgrimió ayer para rechazar la reforma laboral del Gobierno: no va a crear empleo y provocará una conflictividad laboral "excesiva".

Rajoy les dijo a los suyos que el PP tiene ya engrasada la maquinaria para convertirse en alternativa de Gobierno en el supuesto de que Zapatero convocara elecciones anticipadas. En su opinión, el principal problema de la economía española "se llama Zapatero, pues sigue generando una enorme desconfianza dentro y fuera de España".

El diferencial alemán es objeto de bromas

El presidente del Gobierno bromeó ayer con el posible triunfo de la selección española de fútbol frente a la alemana mezclando conscientemente algunos términos económicos: "Creo que el miércoles vamos a superar el diferencial con Alemania", comentó José Luis Rodríguez Zapatero en La Moncloa, poco después de entrevistarse con el presidente sirio, Bachar al Asad.

El presidente comentó que ve a la selección española "cada vez mejor" y que todo apunta a que el del miércoles va a ser un partido "cargado de emociones". "Creo que nos hemos acercado bastante en cuanto al diferencial en relación con Alemania y confío en que vamos a superar ese diferencial el miércoles", insistió.

El presidente señaló que no tiene intención de desplazarse a Sudáfrica porque "tiene mucho trabajo y muchas decisiones que tomar en los próximos días".

En sintonía con la comunicación remitida al Congreso sobre el debate del estado de la nación, Zapatero confirmó que persigue "un gran acuerdo" para la reforma del sistema financiero y la futura ley de cajas, así como para la del sistema de pensiones, que está siendo estudiada por la comisión de seguimiento del Pacto de Toledo.

"Estamos hablando de una reforma para décadas, que va a afectar a varias generaciones", recalcó el presidente en relación con la reforma de las pensiones. El propósito del Gobierno es tenerla encauzada en el próximo periodo de sesiones.