Carlos López Casas. Presidente de Confivendis

"Es lo mismo refinanciar 4.500 millones que 45"

En 2005, López Casas creó la consultora financiera Confivendis. Con anterioridad ocupó la dirección general de Auna, que en 2004 logró un préstamo de 4.500 millones

En el año 2004, Carlos López Casas lideró, como director general económico financiero del grupo Auna, el acuerdo firmado por la compañía de telecomunicaciones con 12 entidades financieras para la concesión de un crédito de 4.500 millones de euros. Un año después creó Confivendis, una firma de asesoramiento financiero especializada en fusiones y adquisiciones, operaciones de financiación y reestructuraciones de deuda. También es Asesor Registrado del Mercado Alternativo Bursátil (MAB). Con anterioridad ocupó el cargo de consejero delegado de Telepizza, compañía en la que también participó en la firma de un préstamo sindicado de 16.000 millones de las antiguas pesetas.

Con esa experiencia se sienta ahora López Casas con representantes de entidades financieras como presidente de Confivendis. Desde 2009 gran parte de las operaciones en las que participa son reestructuraciones de deuda de todo tipo de compañías, de menor tamaño que Auna o Telepizza. Pero el esfuerzo requerido y lo que se juegan sus clientes, asegura, es prácticamente el mismo

¿De qué depende que una compañía logre o no refinanciar su deuda?

"Refinanciar la deuda de un grupo familiar es de lo más gratificante que he hecho"

Lo más importante es que la compañía tenga una mínima viabilidad, si no lo mejor es ir a concurso de acreedores. Desde Confivendis lo que hacemos en estos procesos es, primero, un diagnóstico de la situación de la compañía y del sector en el que opera. De ahí extraemos la conclusión a cerca de la necesidad de acometer una reestructuración, hacemos proyecciones a cinco años de resultados y de flujo de caja, y presentamos nuestras conclusiones a las entidades financieras y la propuesta concreta de refinanciación.

Cuando la banca coincide con usted en una mesa de negociaciones ya supone que hay problemas.

Sí, pero la banca se levanta de la mesa mejor de cómo se sienta. Se sienta sabiendo que hay un problema y se levanta con una propuesta de solución.

En esa negociación, ¿qué papel debe jugar el dueño de la empresa?

Es bueno que el empresario aparezca al comienzo de las negociaciones, es el que mejor conoce la situación de la empresa y la banca debe valorar su compromiso. Posteriormente en muchas ocasiones es conveniente dejar la negociación en manos de un asesor externo.

¿Qué debe incluir una propuesta de refinanciación a la banca?

Los datos que muestren que la compañía puede ser viable, como he dicho antes es lo más importante. Hay que presentar un calendario, una proyección de generación de caja, una posible ampliación de capital... Lo que no se pide es una quita de la deuda, pero sí una carencia en los pagos de principal, y si es necesario una inyección de liquidez.

¿Dependen esas negociaciones con la banca del tipo de entidad financiera que se sienta en la mesa, por ejemplo, si se trata de bancos extranjeros o nacionales?

La negociación evidentemente también depende de la posición de los bancos, si es homogénea o no. Creo que uno de los errores de los empresarios en estas negociaciones es tratar de ir solucionando el problema de deuda de banco en banco; es mejor lograr una negociación con perspectiva global aunque los acuerdos que se hagan sean bilaterales. Con la banca extranjera puede ser más complicado llegar a acuerdos, a veces la decisión no la toman desde España y puede haber menos sensibilidad. Pero, en todo caso, si la compañía es viable la refinanciación es factible en prácticamente todos los casos.

¿Se imponen algún límite de deuda para negociar su refinanciación?

El único límite nos lo ponemos por debajo, es decir, es posible que a la empresa no le convenga contratar a Confivendis o cualquier otro asesor porque los honorarios pueden ser altos en relación al volumen de deuda refinanciada. Es lo mismo refinanciar 4.500 millones que 45 millones, al final lo fundamental es la viabilidad de la empresa, sea del tamaño que sea. Es más, puede ser más rápido negociar la refinanciación de miles de millones, en ese caso los bancos pueden estar más presionados y son más ágiles a la hora de negociar. Y refinanciar la deuda de un grupo familiar, aunque no estemos hablando de cientos de millones, es de lo más gratificante que he hecho, de verdad, me quito el sombrero ante muchas empresas familiares españolas. Aunque ahora las noticias sobre este tipo de compañías pueden estar más relacionadas con conflictos generacionales, lo cierto es que el compromiso que tienen con sus empleados y su negocio es digno de admiración.

Partícipe en la financiación de cerca de 10.000 millones

-Experiencia profesional de Carlos López Casas. Licenciado en Ciencias Empresariales y Derecho por Icade. Hasta el año 2005 ocupó el puesto de director general económico y financiero en Grupo Auna. Fue cuatro años director general de Telepizza, donde fue nombrado consejero delegado en 1999. Trabajó antes en la consultora Arthur Andersen, de donde pasó a Cofir como director de inversiones. Durante 15 años fue profesor de la Facultad de Ciencias Económicas y en Icade.

-Operaciones de financiación en las que ha participado López Casas, antes de crear Confivendis. Préstamo sindicado de 16.000 millones de pesetas a Telepizza. En Amena, un préstamo sindicado de 2.390 millones de euros y un préstamo subordinado de 300 millones. En Auna Operadores, un préstamo subordinado de 125 millones y un préstamo sindicado de 4.500 millones. En Auna Telecomunicaciones, una reestructuración de deuda de 800 millones de euros.

-Qué es Confivendis. Firma de asesoramiento financiero, inició su actividad en 2005. Cuenta con un equipo de 23 profesionales. Ha asesorado en total 36 operaciones, de las cuales 20 han sido fusiones y adquisiciones y 16 de financiación. Ofrece servicios como Asesor Registrado en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB).

-æscaron;ltimas operaciones realizadas por Confivendis. Ampliación de capital de Angulas Aguinaga Burgos, participada por la sociedad de capital riesgo Ibersuizas. Reestructuración de la deuda de 18,3 millones de euros de Grupo Fiesta (chucherías), controlado por la familia Mayoral desde su fundación, con 45 años de historia. Reestructuración de la deuda bancaria de la cadena de hoteles High Tech mediante la novación de su préstamo sindicado y conversión en préstamo a largo plazo por importe de 74 millones. Refinanciación a largo plazo de Grupo Gestair. Ampliación de capital y préstamo participativo con Enisa para Fast Drinks, fabricante y comercializador de envases autocalentables.