Trigésima primera cumbre de Caricom

Caricom debe permanecer unida para afrontar la actual tempestad económica

La recesión internacional ha golpeado "severamente" a la economía de los países de la Comunidad del Caribe (Caricom) y dificulta la integración, pero el bloque regional debe mantenerse unido para afrontar la tempestad económica, dijeron hoy varios líderes caribeños.

La necesidad de continuar con la integración en momentos en que los mercados de algunos países en desarrollo también son azotados por la crisis económica y financiera mundial, fue examinada en la trigésima primera cumbre de Caricom que se celebra en Montego Bay, en la costa noroeste de Jamaica.

El presidente de Caricom, Bruce Golding, observó que las economías de la región han sido "severamente trastornadas por la recesión internacional" y que Caricom carece de los recursos financieros para apoyar de manera efectiva paquetes de estímulos para reflotar a las economías.

"Nuestras economías están desnudas, temblando de frío en medio de la tormenta de nieve de la crisis mundial", dijo Golding.

El primer ministro de Jamaica afirmó que la desaceleración internacional también ha erosionado algunas de las "ganancias" que obtuvo Caricom en la consecución de las metas del desarrollo del milenio, con un "considerable esfuerzo y sacrificio".

Advirtió de que la economía mundial no será probablemente la misma cuando supere la recesión, y su configuración, que aún no está determinada, posiblemente será desfavorable para las economías pequeñas y abiertas de la región caribeña.

A pesar del panorama, Golding expresó su deseo de que los países miembros de Caricom logren remontar las dificultades y que la organización continúe siendo una alternativa para la integración.

Edwin Carrington, secretario general de Caricom, consideró que si hay una lección que debe aprender el bloque regional es la referida a la necesidad de tener una gran integración para navegar por las turbulentas aguas de la crisis internacional.

Recordó que muchas de las naciones más poderosas del mundo que integran el G-8 y el G-20 han buscado formar un frente común para conjurar los peores efectos de las crisis que se han desatado en la última década.

"Necesitamos más unidad regional, no menos. No debemos subestimar el valor de los 37 años de Caricom", pidió Carrington.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instó a los jefes de Estado de los países de Caricom a continuar profundizando su propio proceso de integración y les prometió apoyo.

"Me gustaría reiterarles el compromiso de la ONU en las metas y aspiraciones de ustedes. Pueden contar conmigo para promover la seguridad, el desarrollo y los derechos humanos", dijo Ban Ki-moon.

Los jefes de Estado de los países miembros de Caricom analizan en Jamaica los impactos de la crisis financiera internacional en la región, el progreso de la implementación de Mercado Común y los acuerdos comerciales con Europa y Canadá, entre otros temas.