Como Iberdrola o Repsol

Las cotizadas suprimirán los límites de los derechos de voto en julio de 2011

Las empresas cotizadas que limitan los derechos de voto de sus accionistas, como Iberdrola o Repsol, tendrán todo un año para modificar sus estatutos, ya que a partir del 1 de julio de 2011 no podrán incluir este tipo de cláusulas conocidas como "blindajes".

Así se recoge en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que publica hoy el real decreto legislativo en el que se aprueba la Ley de Sociedades de Capitales, que entrará en vigor el próximo 1 de septiembre, salvo el artículo sobre la supresión de los blindajes, que tendrá que esperar diez meses más.

La nueva ley, aprobada ayer por el Consejo de Ministros, unifica en un texto las normativas sobre sociedades anónimas, sociedades de responsabilidad limitada, sociedades anónimas cotizadas y sociedades comanditarias por acciones.

El Gobierno explicó que con la nueva ley "refuerza la seguridad jurídica" al poner fin a la "insuficiente coordinación de los distintos tipos sociales, así como a las imperfecciones y lagunas existentes en una materia de gran importancia", ya que la mayoría de empresas que operan en España tienen forma de sociedad limitadas o anónima.

Sin embargo, la norma tiene la peculiaridad de entrar en vigor en dos fases, ya que aplaza hasta el verano de 2011 la nulidad de las cláusulas estatutarias que fijen, directa o indirectamente, con carácter general un número máximo de votos que puede emitir un mismo accionista o sociedades pertenecientes a un mismo grupo.

Esta nulidad fue aprobada por el Congreso a principios de abril con los votos a favor del PSOE y CiU; la abstención del PP y el Grupo Mixto; y el rechazo del PNV y ERC-IU-ICV. En el caso de las sociedades que aún no coticen, se establece que las sociedades deberán eliminar de sus estatutos las limitaciones a los derechos de voto en el plazo máximo de un año después de la admisión a cotización.

Con la existencia de cláusulas limitativas del derecho de voto, las compañías podían impedir las tomas de control subrepticias y las que se dan con alianzas entre accionistas significativos.