Cae un 22,42%

Punto final al peor primer semestre del Ibex

Tras unos meses de desconfianza en la salud de las cuentas públicas de algunos países de la eurozona, de recortes de rating y de repuntes históricos de las primas de riesgo, el saldo no deja lugar a dudas. El Ibex ha liquidado la primera mitad del año con un recorte del 22,42%, un descenso que ha convertido el primer semestre en el peor de su historia. Los bancos y las constructoras han vuelto a situarse en el centro de la quema. (Ver gráfico ampliado del Ibex)

Las mayores caídas del Ibex en el primer semestre
Las mayores caídas del Ibex en el primer semestre

Que 2010 iba a ser un ejercicio complicado ya se preveía a finales del año pasado. Sin embargo, fueron muchos los que creían que la positiva evolución de las Bolsas americanas se contagiaría a Europa. Nada más lejos de la realidad. Ni Nueva York ha conseguido despedir el semestre en positivo, ni la caída de Europa es comparable a la del Ibex. El selectivo ha despedido los seis primeros meses del año con un recorte del 22,42% que ha convertido este periodo en el peor primer semestre de la historia. La caída se ha llevado por delante un total de 2.677 puntos, con lo que el índice afronta la segunda mitad del año desde los 9.263 puntos. En la jornada de hoy, ha sumado un 1,12% gracias al positivo resultado de la subasta del BCE que ha dejado clara la fortaleza del sector bancario.

Pero lo cierto es que, aunque no han sido tan malos, estos meses tampoco han sido demasiado alegres en el resto del Viejo Continente. El Ftse de Londres ha perdido un 9,16%, mientras que el Cac de París ha restado un 12,54% y el Dax de Fráncfort ha sumado un leve 0,14%. El Eurostoxx 50, por su parte, ha recortado un 13,3% en un semestre que no ha sido tan negativo para Wall Street, que se encamina a despedir los seis primeros meses del año con descensos en torno al 5%.

Y es que si algo ha puesto en evidencia el comienzo del año ha sido el recrudecimiento de la crisis en algunas economías europeas. La recesión global ha dejado de ser global y se ha cebado con ciertos países del Viejo Continente. Grecia y su elevado déficit se han situado, por excelencia, en el ojo del huracán hasta el punto de llevar a la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional a crear un plan de ayuda conjunto para el país heleno.

IBEX 35 9.236,90 0,40%

Sin embargo, los miedos no se han quedado sólo en Grecia y algunos países como Hungría y Portugal han despertado recelos parecidos. En medio de esta oleada de desconfianza, España se ha visto claramente resentida y los inversores han reducido su exposición al país ante la debilidad de sus finanzas públicas. Para atajar esta situación, el Gobierno ha aprobado un paquete de medidas para reducir su déficit y se han llegado a desmentir rumores de rescate por parte de la UE.

Pese a todos los esfuerzos por acotar las repercusiones de la crisis, las incertidumbres que planean sobre algunos países europeos y la falta de coordinación a la hora de afrontar la complicada situación han llevado a repuntes históricos de la prima de riesgo y a la rebaja del rating de España, Portugal y Grecia por parte de las principales agencias de calificación. La reunión del G-20 en Toronto celebraba este fin de semana, en un intento por ponerse de acuerdo, sólo ha mostrado el fin de la unidad de las potencias para afrontar la actual fase de la crisis y su apuesta por el ajuste fiscal.

El euro, por su parte, también se ha convertido en una víctima colateral. La divisa europea, que ha conseguido recuperar parte del terreno perdido, ha llegado a situarse en mínimos de marzo de 2006 al cambiarse a 1,19 dólares.

Iberia, la niña bonita

Sólo tres compañías han conseguido escapar de las ventas generalizadas. Iberia, que se encuentra inmersa en su fusión con British Airways, se ha convertido en el valor más rentable del selectivo Ibex, con un ascenso semestral del 22,91% en el precio de sus títulos. Inditex, que ha ganado un 8,52%, y Criteria, que se ha apuntado un 2%, han acompañado a la aerolínea española en la parte alta de la tabla.

Los sectores más castigados, una vez más, han sido bancos y constructoras. Sacyr Vallehermoso y FCC se han dejado un 48,71% y un 40,12% respectivamente, mientras que Ferrovial ha perdido un 34,95% y Acciona ha restado un 31,08% en la primera mitad del año. El sector financiero, que ha asistido a la intervención de CajaSur y está viviendo una profunda reestructuración, tampoco ha disfrutado de mejor suerte. BBVA ha retrocedido un 32,35%, Bankinter ha recortado un 29,59% y Santander lo ha hecho en un 24,33%.

La buena noticia ha llegado de la mano de las salidas a Bolsa. Durante estos seis meses algunas compañías como Gowex, Medcomtech, Negocio y Bodaclick han dado el salto al Mercado Alternativo Burátil, que a partir de mañana contará con la presencia de Neuron. El Mercado Continuo, por su parte, también tiene un nuevo miembro. Amadeus debutó el pasado 29 de abril.

Más volatilidad en la segunda mitad del año

La volatilidad seguirá siendo el inseparable compañero de viaje de las Bolsas en la segunda mitad del año igual que lo ha sido en los seis primeros meses del mismo. Y es que tras un primer semestre agitado, el segundo promete llegar cargado de emociones fuertes para los inversores. La recuperación económica y la velocidad de la misma condicionada a la salud de las cuentas públicas de algunos países de la zona euro será la mayor preocupación de los mercados en la segunda mitad de 2010.

El regreso de la confianza perdida a los mercados será un proceso lento al igual que la estabilización de los mercados de renta fija y variable. "Para ello, será imprescindible que no se den más casos de países al borde de la quiebra, que el acceso al crédito se normalice, que los países vayan pasando los exámenes de sus planes de ajuste, y que las primas de riesgo de ciertos países comiencen a relajarse" asegura Victoria Torre, directora de análisis y producto de Self Bank. La analista cree, además, que hasta que todas estas condiciones no se den, seguiremos viendo una volatilidad alta con unos mercados muy sensibles a cualquier noticia, ya sea buena o mala.

Los datos macroeconómicos volverán a captar la atención de los inversores, según explica Alberto Morillo, analista de Consulnor. Para el experto será fundamental que se disipen los riesgos soberanos y que los planes de ajuste se vayan cumpliendo.

Por su parte, Pablo García, jefe de renta variable de Oddo Securities, asegura que en la firma gala siguen "optimistas respecto a la evolución de los mercados de renta variable para los próximos tres o seis meses, estando más largos en la renta variable norteamericana y emergentes que en la europea (donde seguimos aún neutrales)". Oddo Securities reitera sus principales recomendaciones sectoriales para la segunda mitad del año. No obstante, opina que podría haber cierta tensión a corto plazo y nuevos episodios de subidas de la aversión al riesgo. La firma apuesta por más por una estrategia a nivel sectorial que a nivel geográfico.

No así Banif, que se decanta por la Bolsa alemana. Los elementos de incertidumbre han aumentado y con ellos las probabilidades de una fase de mercado difícil y muy volátil, explica la sociedad. En este contexto, recomienda infraponderar la exposición a renta variable europea aunque en el caso de que "el ruido periférico se atenúe algo en los próximos meses, particularmente la Bolsa alemana puede suponer una buena oportunidad de entrada a medida que avance la segunda mitad del ejercicio". Ofrece dos razones para apostar por el mercado germano: La valoración atractiva de muchas de sus compañías y la mayor competitividad de sus exportadoras gracias al debilitamiento del euro.