Sanciones de 315 millones de euros

ArcelorMittal estudiará recurrir la multa de la CE por pactar precios

La compañía siderúrgica ArcelorMittal ha anunciado hoy que "considerará" presentar un recurso contra las sanciones de 315 millones de euros que ha impuesto la Comisión Europea (CE) a varias sociedades filiales del grupo por pactar precios con otros productores de acero presentado entre 1984 y 2002.

ArcelorMittal "constata la decisión" anunciada hoy por la Comisión, relativa a la investigación sobre presuntas prácticas contrarias al derecho de la competencia por parte de fabricantes europeos de alambre y torones de acero pretensados, según afirma la compañía en un comunicado.

El "análisis inicial del anuncio" del Ejecutivo comunitario indica que las sanciones impuestas a las sociedades filiales del Grupo en la Unión Europea (UE) -entre ellas Arcelor Mittal España S.A.- ascienden a unos 315 millones de euros, según la siderúrgica.

En total, el Ejecutivo comunitario ha multado hoy a 17 grupos siderúrgicos europeos, con sanciones que en conjunto alcanzan los 518,47 millones de euros, de los cuales más de la mitad han sido impuestos al grupo ArcelorMittal.

La investigación de la Comisión ha determinado que las 17 empresas europeas multadas fijaron precios, se repartieron los clientes e intercambiaron información comercial sensible durante 18 años.

Arcelor Mittal España S.A. deberá pagar una multa total de 40,8 millones de euros, de los cuales su filial Emesa-Trefilería S.A. pagará 2,57 millones, e Industrias Galycas S.A., 868.00 euros.

La investigación de la Comisión "ha estado pendiente desde 2002 y las supuestas prácticas contrarias al derecho de la competencia examinadas en la misma se remontan a un periodo de hace más de 25 años", señala la compañía.

La sociedad analizará "detalladamente" la notificación de la CE, presentará su respuesta a la misma en los plazos previstos y "considerará todas las opciones disponibles, incluida la interposición de un recurso", añade el comunicado.

Según afirma la nota, "ArcelorMittal aplica en el conjunto de sus sociedades filiales un sólido programa destinado a asegurar el cumplimiento de los más estrictos principios legales y éticos en todas sus actividades empresariales".

Además, ArcelorMittal y sus sociedades filiales "han colaborado plenamente con la Comisión durante toda la investigación", añade la compañía.