También a otras 14 acereras europeas

Bruselas multa con 95 millones a tres siderúrgicas españolas por pactar precios

La Comisión Europea ha multado hoy a tres grupos siderúrgicos españoles con 95 millones de euros por pactar precios con otros productores de acero pretensado entre 1984 y 2002, en un cartel que afectó a toda la Unión Europea, con excepción de Reino Unido, Grecia e Irlanda.

Los tres grupos siderúrgicos españoles multados son Arcelor Mittal España, Global Steel Wire y Proderac (Productos Derivados del Acero S.A.).

En total, el Ejecutivo comunitario ha multado a 17 grupos siderúrgicos europeos y las multas conjuntas alcanzan los 518,47 millones de euros, de los cuales más de la mitad (276,48 millones) han sido impuestos al grupo ArcelorMittal.

Arcelor Mittal España S.A. deberá pagar una multa total de 40,8 millones de euros, de los cuales su filial Emesa-Trefilería S.A. pagará 2,57 millones, e Industrias Galycas S.A., 868.00 euros, según explicaron a EFE expertos de la CE.

Asimismo, la española Global Steel Wire S.A. y su filial Moreda-Riviere Trefilerías fueron multadas con 54,38 millones de euros, de los cuales 40 millones serán pagados por la empresa subsidiaria Tycsa (Trenzas y Cables de Acero P.S.C.) y otros 4,19 millones serán abonados por Trefilerías Quijano S.A., también parte del grupo. La otra empresa española multada ha sido Proderac (Productos Derivados del Acero) S.A., cuya sanción asciende a 482.000 euros.

La investigación de la Comisión ha determinado que las 17 empresas europeas multadas fijaron precios, se repartieron los clientes e intercambiaron información comercial sensible durante 18 años.

Además, las empresas hacían un seguimiento de los acuerdos sobre precios, clientes y cuotas a través de un sistema de coordinadores nacionales y contactos bilaterales, explicó la CE en un comunicado.

"Es asombroso cómo un número tan importante de empresas abusó a casi todo el mercado europeo de la construcción durante tanto tiempo en un producto tan vital. Era casi como si actuarán en una economía planificada", dijo el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, en la nota.

El producto cuyos precios manipulaba el cartel es el acero pretensado que se emplea en la construcción para mezclar con hormigón en el levantamiento de pilares y otras estructuras de apoyo, según explicó la portavoz comunitaria de Competencia, Amelia Torres.

Las sanciones a dos filiales del grupo Arcelor Mittal fueron incrementadas en un 60% debido a que son reincidentes en carteles en el sector del acero. En cambio, la alemana DWK/Saarstahl logró el perdón completo de su multa por haber informado a la CE de la existencia de este cartel, y otras obtuvieron reducciones de entre el 5 y el 50 por ciento por su cooperación en la investigación.

Esta es la cuarta sanción a un cartel que impone la Comisión Europea desde febrero pasado, con multas que totalizan durante este año 1.493 millones de euros. La CE inició sus investigaciones en septiembre de 2002, cuando lanzó una serie de inspecciones por sorpresa en las dependencias de algunas empresas, que fueron seguidas por otras en junio de 2006.

Torres justificó la larga duración de las investigaciones en lo complicado y amplio del caso. Las primeras reuniones de este cartel tuvieron lugar en la ciudad suiza de Zurich, de ahí que inicialmente se le llamó "Club de Zurich", aunque luego pasó a ser denominado "Club Europa", explicó la Comisión.

Además, había dos ramas regionales, denominadas "Club España" (para España y Portugal) y "Club Italia", que estaban interconectadas. Las empresas del cartel celebraban normalmente sus reuniones al margen de encuentros oficiales del sector, y la Comisión Europea tiene pruebas de más de 550 reuniones de este tipo.