Entre el 4 y el 10%

Albania sube las pensiones pese a la crisis global

Albania aumentará a partir de mañana, 1 de julio, las pensiones de sus 520.000 jubilados, entre el 4 y 10%, a pesar de la crisis económica mundial, anunció hoy el primer ministro, Sali Berisha.

Berisha afirmó que el aumento se sitúa entre tres y cinco veces por encima de la tasa de inflación del año pasado. Los que más se beneficiarán de esta subida son los 170.000 pensionistas de las zonas rurales cuya pensión subirá un 10%, o sea, de unos 45 hasta los 50 euros mensuales.

Las pensiones mínimas en las ciudades aumentarán un 6 por ciento, y las jubilaciones más altas un 4 por ciento. Por otra parte, el Gobierno albanés pretende aumentar los salarios para los estimados 300.000 funcionarios, mientras que pretende bajar el gasto público en general un 25%.

Berisha consideró esta restricción del gasto indispensable tras el fracaso de la primera emisión de un bono de Estado albanés por 400 millones de euros, debido al nerviosismo en los mercados financieros. La oposición socialista afirma que las arcas del Estado están vacías y acusa al Gobierno de endeudarse por encima de sus posibilidades para aumentar las pensiones y los sueldos de los funcionarios.

La economía de Albania, uno de los países más pobres del Europa, creció el año pasado un 3%, la mitad de la tasa registrada en la década pasada. La inflación gira en torno al 3%, mientras que la deuda pública alcanzó en 2009 los 4.600 millones de euros, equivalente al 60% del Producto Interno Bruto