Petróleo

El petróleo de Texas baja el 2,95% y cierra a 75,94 dólares el barril

El precio del barril de crudo de Texas bajó hoy el 2,95% y cerró en Nueva York a 75,94 dólares, en una jornada en que el dólar se fortalecía y en que aumentó la inquietud acerca de la evolución de la economía en Asia, Europa y EE UU.

Al finalizar la sesión la Bolsa Mercantil de Nueva York, los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en agosto restaron 2,31 dólares al valor que tenían al cierre de la jornada anterior, el mayor descenso que experimentan los contratos de vencimiento más próximo desde principios de mes.

Los contratos de gasolina para entrega en julio perdieron seis centavos y acabaron en 2,07 dólares por galón (3,78 litros), mientras que los de gasóleo, también para ese mes, finalizaron a 2,02 dólares, siete centavos por debajo del precio del lunes.

En el caso del gas natural, los contratos para agosto, que desde este martes se toman como referencia, concluyeron a 4,54 dólares por cada mil pies cúbicos, unos 19 centavos más baratos que en la sesión precedente.

El retroceso en el precio de los contratos del petróleo y sus derivados se produjo mientras el dólar ganaba terreno al euro en una jornada marcada por un ambiente de mayor inquietud sobre las perspectivas de crecimiento en China, en Europa y EE.UU.

En ese ambiente también pesaron los últimos datos que divulgó este martes la entidad The Conference Board, que anunció que la confianza de los consumidores en la evolución de la economía estadounidense cayó hasta 52,9 puntos en junio, muy por debajo de los 62 puntos previstos por los analistas.

Ante ese panorama, por un euro se pagaban hoy en Nueva York 1,2208 dólares, frente a los 1,2274 dólares del lunes, lo que hacía que los contratos de crudo y sus derivados, que se negocian en la divisa estadounidense, resultaran menos atractivos con un "billete verde" fortalecido.

Noticias como ésas hacen que crezcan los temores acerca de la recuperación de la economía estadounidense y del esperado aumento en la demanda energética en el primer consumidor mundial de energía.

Además, los operadores siguen estos días con atención la evolución de la tormenta tropical "Alex", que, según las últimas previsiones, no golpeará directamente la zona del Golfo de México, por lo que se ha reducido la preocupación acerca de los efectos que podría tener sobre la producción de crudo en esas aguas.

Los inversores quedaron pendientes de conocer el estado de las reservas de petróleo y sus derivados en Estados Unidos relativos a la pasada semana, unos datos que divulgará este miércoles el Departamento de Energía (DOE).