Con 119 trabajadores

Bilstein Ibérica anuncia un cierre ordenado de su planta de Alonsotegi (Vizcaya)

Bilstein Ibérica anunció hoy que la crisis económica internacional y, concretamente, sus efectos en el sector de la automoción, le han obligado a cerrar su planta de Alonsotegi (Vizcaya), que cuenta con 119 trabajadores.

Según informó en un comunicado, durante los últimos meses se ha producido una gran reducción de los volúmenes de ventas en el sector del automóvil como consecuencia de la crisis económica. Todo ello ha supuesto recortes en la producción que repercuten directamente en los proveedores del sector de automoción, que se encuentran en situaciones "difíciles".

Por lo tanto, la disminución de los volúmenes y el exceso de capacidad en el mercado han dado lugar a una "grave subutilización" de la capacidad de la planta de Bilstein Ibérica en Bilbao.

Este anuncio se enmarca en la decisión adoptada por el Grupo Bilstein que le ha llevado a redimensionar su actividad en todo el mundo, para adaptar su capacidad a las nuevas necesidades marcadas por el mercado. En este contexto, ya se ha anunciado el cierre de la planta en Wedohl (Alemania), debido a la actual coyuntura, la sobrecapacidad productiva y las pérdidas acumuladas.

Antes de anunciar esta "difícil decisión", la empresa aseguró que buscó otras alternativas, incluida la búsqueda de un nuevo propietario. Sin embargo, lamentó que la situación económica y la evolución del sector no posibilitaron esta solución.

La planta de Alonsotegi, que concentra todas las actividades de Bilstein en España tras el cierre de la planta de Madrid, cuenta con 119 trabajadores. La compañía dijo que hará "todos los esfuerzos dentro de sus posibilidades para minimizar el impacto social".