El próximo miércoles 30 de junio

Los inversores institucionales decidirán si la junta de PT aprueba la oferta de Telefónica por Vivo

Los inversores institucionales -con una participación del 55% en el capital de Portugal Telecom (PT)- serán los encargados de decidir el resultado de la junta de accionistas que analizará la oferta de Telefónica para hacerse con la participación que el grupo luso ostenta en el operador brasileño Vivo, según los analistas.

Para los expertos, el resultado de la reunión, que se celebrará el próximo miércoles, 30 de junio, será "reñido", sobre todo teniendo en cuenta que aún se desconoce si podrán votar los nuevos propietarios del 8% de PT que recientemente vendió Telefónica.

"La principal duda en estos momentos es el número de accionistas con derecho a voto que acudirá a la junta de accionistas", señala BPI en un informe.

Por su parte, Kepler precisa que, aunque el 24% del capital social de la firma lusa está en manos de inversores institucionales portugueses contrarios a la oferta, el resultado final dependerá del 55% en manos de inversores institucionales y de la participación que antes ostentaba Telefónica.

TELEFÓNICA 7,27 0,76%

En este sentido, JB Capital Markets indica que existe presión por parte del Gobierno portugués hacia el regulador y el presidente de la junta general de accionistas, Antonio Menezes, para que los accionistas propietarios del 8% que vendió Telefónica no voten. No obstante, la firma añade que será difícil "justificar" el bloqueo de los derechos de voto de estos accionistas.

Asimismo, los analistas del Santander consideran que la oferta tiene el 65% de posibilidades de salir adelante y un 35% de posibilidades de ser rechazada.

En opinión de MS, aunque Telefónica podría incrementar la oferta antes del miércoles, fuentes cercanas dicen que es "improbable" una nuevo incremento del precio. Para la firma, las posibilidades de éxito de Telefónica depende en parte de una alta participación, dado que los accionistas internacionales poseen el 64% de las acciones de PT.

Telefónica ya incrementó a principios de junio un 14% el precio de su oferta inicial por el 50% de Brasilcel -holding que posee a su vez el 60% de Vivo-, propiedad de PT, hasta los 6.500 millones de euros.

ODDO explicó que es "probable" que la mayoría de los accionistas portugueses -36% del capital- se oponga a la oferta del grupo español, que cuenta con el apoyo de los accionistas internacionales y con la esperanza de que los compradores del 8% de su participación en PT puedan votar.

La pasada semana Telefónica comunicó que había reducido su participación en la firma presidida por Zeinal Bava del 10% hasta el 2,02%, con el fin de que al menos casi un 8% del capital social que antes ostentaba esté en el mercado para que los inversores puedan decidir libremente como votar.

En cuanto al capital en manos de accionistas portugueses, el Gobierno luso indicó el pasado viernes su intención de que el banco público Caixa Geral, con una participación del 7,3%, vote en contra de la propuesta, lo que se une al rechazo expresado recientemente por Espirito Santo, con un 7,99%, y el conglomerado portugués Ongoing. Por su parte, el otro gran accionista portugués, Brandes Investment Partners, con un 7,89%, todavía no ha indicado cual será la postura que adoptará en la reunión.