_
_
_
_
El consejo de Sabadell aprueba su integración

Sabadell lanzará una opa sobre el 100% de Guipuzcoano

El consejo de administración de Banco Sabadell ha acordado presentar una opa por el 100% de Banco Guipuzcoano y ha aprobado su integración. Guipuzcoano mantendrá su personalidad jurídica y una marca diferenciada dentro del grupo Banco Sabadell.

El presidente del Sabadell, José Oliu.
El presidente del Sabadell, José Oliu.Pablo Monge

Según la nota remitida por Sabadell los accionistas de Banco Guipuzcoano percibirán, por cada ocho acciones ordinarias, cinco de Sabadell y cinco obligaciones necesariamente convertibles con vencimiento a tres años. Por las acciones preferentes sin derecho a voto de Banco Guipuzcoano recibirán una acción ordinaria adicional.

El presidente del Sabadell, José Oliu, ha asegurado que "el acuerdo es una excelente noticia para los accionistas de Banco Guipuzcoano y de Banco Sabadell, puesto que abre el camino a la creación de valor por la vía de la integración doméstica que Banco Sabadell ya ha realizado con acierto en anteriores ocasiones".

Banco Guipuzcoano mantendrá su personalidad jurídica, una marca diferenciada y dos miembros de su actual Consejo de Administración pasarán a formar parte del Consejo de Administración de Banco Sabadell.

La integración dará lugar a la cuarta entidad del sector bancario por volumen de activos, con un total de 93.168 millones de euros, 11.090 empleados y 1.436 oficinas, detrás de Banco Santander, BBVA y Banco Popular, según informó hoy Banco Guipuzcoano.

El valor de la operación alcanzará en el mercado unos 740 millones de euros, similar a la capitalización bursátil actual de Banco Guipuzcoano. Las nuevas acciones ordinarias tendrán un valor nominal de 0,125 euros cada una y se emitirán 93,63 millones de títulos, mientras que las obligaciones alcanzarán un valor de cinco euros y se pondrán en circulación un total de 93,60 millones.

El plazo de las obligaciones es de tres años y el tipo de interés será del 7,75% anual, pagadero trimestralmente durante los tres años y con ventanas para su posible canje anticipado cada año. La entidad catalana decidirá el pago de esta retribución o la apertura de un periodo de conversión voluntaria en cada fecha de pago.

La opa está condicionada a la aceptación de un mínimo del 75% del capital social de Banco Guipuzcoano (149,51 millones de acciones y 37,44 millones de euros) y a la previa modificación por parte de la junta general de accionistas de Banco Guipuzcoano del artículo 19 de sus estatutos sociales para eliminar el límite del 10% del derecho de voto del capital social.

Además, deberá ser aprobada por las juntas de accionistas de ambas entidades, convocadas para el 18 de septiembre. Asimismo, la junta de Banco Sabadell deberá aprobar la creación de los nuevos valores para dar cobertura a la oferta.

Banco Sabadell ha contado con el asesoramiento de JP Morgan en la operación, mientras que el Guipuzcoano ha contado con el asesoramiento de Lazard, entidad que también acompaña a Caja Madrid en el SIP que aglutina a otras seis entidades y ha asesorado a Banco Santander en su operación con RBS.

La oferta se formulará sólo en el mercado español y se dirigirá a los titulares de acciones de Banco Guipuzcoano. Los accionistas de la entidad vasca, representativos del 45,61% del capital, suscribieron hoy un contrato de "compromiso irrevocable" sobre la oferta, entre los que están la Kutxa y BBK.

Banco Guipuzcoano consideró hoy que existe una "gran complementariedad" y que la operación se anticipa a un "futuro sectorial incierto, en el que el tamaño de las entidades será fundamental".

Ampliar su abanico de marcas

La integración de ambas entidades es la primera que se realiza en el sector de la banca dentro del proceso de la reordenación financiera, aunque no cuenta con ayuda del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

La operación permitirá al Sabadell ampliar el abanico de marcas que aglutina su grupo, que opera con SabadellAtlántico, Banco Herrero, Solbank, Activobank y Banco Urquijo. A cierre del 2009 contaba en total con 1.214 oficinas.

El Sabadell y Guipuzcoano son además dos viejos conocidos, ya que la entidad catalana tuvo una participación del 10% en el banco vasco en el año 2000, aunque finalmente el banco que preside Josep Oliu acabó vendiendo este paquete a la caja vizcaína BBK, que permanece como accionista de referencia en el capital junto a la guipuzcoana Kutxa.

La última gran operación del Sabadell la concluyó precisamente a principios de este mismo año, pero fuera de España, cuando cerró la compra del Mellon United National Bank, con sede en Miami. Así, pasó a gestionar en Florida un volumen de negocio de 6.400 millones de dólares entre inversión y recursos y aumentó su red en 15 sucursales, de manera que cuenta con 22 oficinas en dicho estado.

En paralelo, la entidad vallesana figura ahora entre las siete entidades que han accedido a la segunda fase del proceso de adjudicación de la intervenida Cajasur, tras superar una criba previa en la que participaron más de 40 bancos y cajas.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_