El plan de austeridad dificulta renovar la ayuda en agosto

Corbacho deja en manos de Economía eliminar los 426 euros

El Gobierno se comprometió a mantener la renta de 426 euros para parados sin prestación mientras el desempleo superara el 17%. Sin embargo, Trabajo admite ahora que el plan de recorte del déficit dificultará prorrogarlos a partir de agosto. Su futuro dependerá del presupuesto que prepare Salgado.

La ayuda de 426 euros ha tenido un coste para las arcas públicas de unos 1.200 millones de euros que realmente ha permitido extender la red de protección social durante la crisis. Pero no es un plan de subsidio", exponía el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, en una entrevista a CincoDías. La medida sobrevivió a la quema tras el fracaso del diálogo social tripartito del pasado julio. Ejecutivo y sindicatos coincidieron en que era necesaria una ayuda para el ingente número de desempleados que agotan sus prestaciones y carecen de otros ingresos. Casi medio millón de personas se han beneficiado del programa durante los dos periodos de seis meses en que ha estado operativo. Podrían ser los últimos.

"Desde el Ministerio de Trabajo pensamos que el plan ha cubierto una necesidad. Que es una necesidad. Pero dicho esto, su continuidad no podremos abordarla hasta que se discutan los próximos Presupuestos Generales del Estado", reconoce Corbacho. "Este Ministerio es conocedor de las auténticas dificultades que tiene el propio presupuesto del Estado y los objetivos del déficit", añade, para concluir que "habrá que hablar con Economía".

El profundo plan de recorte del gasto que ha abordado el Gobierno presionado por la Unión Europea complica la decisión de renovar un plan de ayudas cuyo coste anual se acerca al ahorro que genera la congelación de las pensiones (1.400 millones de euros).

Reducir el gasto

El debate ya lo abrió en mayo la secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, quien expuso que "nunca se ha planteado modificar el sistema de protección por desempleo", pese a que su gasto supera con creces los 30.000 millones al año. Matizó Rojo, sin embargo, que "otra cosa sería" eliminar los 426 euros, que son "una ayuda coyuntural".

De tomar esta decisión, el Gobierno incumpliría el compromiso que adquirió al aprobar la norma de renovarla mientras la tasa de paro superara el 17%. Hoy día se sitúa en el 20,05%.