Las entidades domésticas, las que más suben

La publicación de los test de estrés permite respirar a la banca española

Tras varias semanas de castigo continuado, la esperada publicación de los test de estrés de la banca y el alivio de la presión sobre la deuda han permitido que las entidades españolas muestren el mejor comportamiento de Europa en la última semana. De los 10 bancos que más ganan en este plazo, hay seis españoles.

Que Santander y BBVA hayan sido los dos bancos mejor colocados en los test de estrés conducidos por el comité de supervisores bancarios europeos ha sido el mejor bálsamo para este castigado sector. En la última semana el Ibex ha subido el 2,09%. Según los datos de Bloomberg, el 53% de esta recuperación la han generado por sí solos Santander y BBVA, 108 puntos de los 202 que ha recuperado el mercado.

En este plazo el índice Euro Stoxx de bancos avanza el 0,81%. Y de los 10 bancos europeos que más suben, seis son españoles. Se trata de Bankinter (9,54%), BBVA (4,26%), Sabadell (3,62%), Santander (3,23%), Popular (2,06%). Todos los bancos del Ibex 35, con la excepción de Banesto. Banco de Valencia gana otro 2,05%.

No sólo los test de estrés del comité de supervisores bancarios son favorables a la banca española. En un informe de Citi en el que el banco estadounidense conducía su propio examen de la solidez de la banca, los dos grandes de España volvían a quedar en una posición acomodada,. De hecho, la entidad tiene a Santander en su lista de valores más recomendados y a BBVA con la recomendación de comprar. "Santander responde bien en el escenario base de nuestro test de estrés y aprueba en el peor de los escenarios. Los bancos con peor nota son NBG o Commerzbank, así como Crédit Agricole o Dexia", afirma la entidad, que no analiza a la banca mediana española.

Las entidades españolas también aparecen bien valoradas en un informe de Nomura. Los analistas, además, matizan que si se permitiese al sector absorber pérdidas en un plazo de tres años, el sector no necesitaría ampliaciones de capital.

De todas formas, no todos los expertos están convencidos de que la mejora de los mercados sea algo más que un pasajero cierre de posiciones cortas. "Se trata de un rebote técnico. El mercado es bajista para el sector, y más para las entidades de menor tamaño. Puede seguir subiendo, pero a medio plazo los grandes inversores siguen cortos", explica Luis Benguerel, de Interbrokers.

El cambio de percepción también ha mejorado la posición de la banca española en el mercado de los CDS, los seguros de impago de deuda. En el peor momento de esta tormenta financiera, los CDS de Popular y Sabadell superaban los 350 puntos, los de BBVA rozaban los 300 y los de Santander cotizaban en 250. Estas cifras significan el importe que hay que pagar al año, en miles de euros, para asegurar el impago de 10 millones en deuda de estas entidades. Los CDS han bajado en poco más de una semana entre un 9% (Popular) y un 24% (Santander).

Tras este comportamiento, los bancos españoles están entre los peores de Europa, junto a las entidades griegas, algunas italianas y firmas francesas como Société Générale o Crédit Agricole. En 2010 Santander cae el 19,6% y BBVA el 27,3%. De la banca mediana, Bankinter baja el 27% y Popular el 9,1%. De hecho, en lo que va de año, de los 2.149 puntos que baja el Ibex, el 45% de la caída o 985 puntos ha sido generada en exclusiva por los retrocesos de Santander y BBVA.

Precios objetivos a la baja

Según los datos de FactSet, los precios objetivo de la banca española han sufrido serios recortes en lo que va de año, aunque no tan profundos como los que han registrado las cotizaciones. Santander es la entidad que menos reducida ha visto su valoración a ojos de los analistas; desde 13,18 hasta 12 euros, un 8,96% que, todavía, deja a la entidad un recorrido alcista del orden del 30%. Similar potencial tiene BBVA, dado que no sólo la cotización va a la par que la de su principal rival (ayer cerró a 9,12 euros), sino que el precio objetivo que ofrece FactSet es también de 12 euros. No obstante, esta entidad ha visto reducido su precio objetivo de consenso un 19% en 2010.

Las entidades medianas, por su parte, parten con valoraciones más ajustadas, de acuerdo con el escepticismo con el que el mercado observa a este sector. Banco Sabadell cotiza por encima del precio objetivo medio que calcula FactSet, 3,7 euros frente a los 3,3, y eso que la valoración de los analistas ha bajado un 22% en lo que va de año. Popular es el que tiene más potencial teórico, hasta los 5,36 euros desde los 4,59 actuales. Ambas entidades, no obstante, han caído menos en el año que los dos grandes. Bankinter ha bajado casi tanto como BBVA en el año, pero no por ello tiene potencial. Cotiza a 5,17 euros y los analistas le dan recorrido hasta 5,33.