Saca partido de su escala internacional

Telefónica crea una nueva empresa global para unificar sus sistemas de información

Telefónica ha dado un paso más en su estrategia de aprovechar su tamaño para ser más eficiente y sacar partido de su escala internacional. Su último movimiento es la creación de una nueva empresa, filial al 100% de Telefónica, que globalizará la gestión y explotación de los sistemas de información de la operadora. Hasta ahora, cada filial local de Telefónica en los distintos países disponía de sus propios sistemas, así que el objetivo es unificarlos todos en una filial que permita coordinar esta materia y gestionarla de una forma horizontal.

La nueva sociedad tendrá su sede en España y contará con presencia local en países de Europa y Latinoamérica. Empleará a un total de 2.000 profesionales en una primera fase, todos ellos trabajadores de Telefónica en la actualidad que podrán decidir si quieren formar parte de la filial.

El nombre de la nueva empresa es Telefonica Global Technology y tendrá al frente a María Fernanda Torquati, hasta ahora responsable de sistemas de información de Telefónica.

TELEFÓNICA 7,18 0,00%

Este movimiento persigue una gestión de sistemas global y homogénea, que haga posible una mayor especialización de los recursos y eficiencia en el mundo online. Esta especialización tiene como objetivo aumentar los niveles de calidad que, unidos a una mayor agilidad, deberían traducirse en una mejora en la prestación de servicios al cliente, uno de los pilares fundamentales del plan de transformación que tiene la compañía a tres años vista. Este programa, denominado Bravo, pretende transformar la compañía en este tiempo, para que pase de ser una operadora de redes que provee telefonía móvil, fija y banda ancha a sus abonados, a una empresa centrada en el valor añadido y abierta a colaboraciones para llevar a sus clientes no sólo servicios de telecomunicaciones, sino todos los que el mundo digital hará posibles, como servicios financieros, energéticos, de salud o de seguridad.

Una parte fundamental para que esto sea posible es que todos los sistemas de información de Telefónica estén coordinados y hablen entre sí. De ahí la constitución de la nueva filial, con la que Telefónica quiere sumarse a las principales tendencias internacionales en sistemas de tecnología de la información (TI) para multinacionales e iniciar la simplificación de procesos tanto internos, impulsando la innovación en TI, como externos, en la relación de la empresa con sus proveedores. La meta es hacer más fácil el camino para llegar a acuerdos globales con las principales compañías del sector y potenciar a la vez la relación con los proveedores locales en cada país.