Petróleo

El crudo de Texas sube el 0,82% y cierra a 77,82 dólares el barril

El barril de petróleo de Texas se encareció hoy el 0,82% y cerró a 77,82 dólares en Nueva York, con la perspectiva de que una mayor flexibilidad en el cambio del yuan frente al dólar puede facilitar un crecimiento de la economía a nivel mundial e incrementar la demanda de crudo.

Al finalizar la sesión en el mercado neoyorquino los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en julio sumaron 64 centavos al valor anterior y se mantienen por encima de 77 dólares por segunda jornada consecutiva.

Los contratos para agosto, los más negociados en el mercado neoyorquino, cerraron a 78,61 dólares, 35 centavos más caros que el viernes.

Los contratos de gasolina para entrega en julio se mantuvieron en 2,14 dólares por galón (3,78 litros), al tiempo que los de gasóleo para ese mes finalizaron también a 2,14 dólares, después de añadir casi dos centavos al precio del viernes.

En el caso del gas natural, los contratos para julio concluyeron esta primera sesión de la semana a 4,87 dólares por cada mil pies cúbicos, 12 centavos más baratos que en la jornada previa.

El precio del crudo mantuvo hoy una sólida tendencia al alza y los contratos para julio alcanzaron durante la sesión los 78,92 dólares, al tiempo que aquellos que tienen su entrega prevista para agosto tocaron los 79,94 dólares el barril.

La decisión de las autoridades chinas de permitir una apreciación de su divisa frente al dólar favorecería un mayor poder comprador en ese país asiático, que es el segundo mayor consumidor de crudo a nivel mundial después de Estados Unidos, y con ello podría aumentar la demanda de crudo y de combustibles, según expertos.

El Banco Popular de China anunció el sábado la flexibilización paulatina del yuan ante la divisa estadounidense y afirmó que será gradual.

Ese anunció estimuló en esta primera sesión de la semana la inversión en los mercados bursátiles, al tiempo que el dólar recuperaba algo de vigor ante el euro y otras divisas a medida que avanzaba la jornada.

Por un euro se pagaban en esta ocasión 1,2309 dólares poco antes de terminar la sesión en la Bolsa de Nueva York, comparado con 1,2374 dólares el viernes.