Cierre de sesión

El sector bancario desluce la subida del Ibex

La espectacular subida que ha llegado a registrar el Ibex en la sesión de hoy se ha quedado al cierre en una ilusión. S&P, que ha señalado que la banca tendrá pérdidas crediticias máximas de 99.300 millones hasta 2011, ha quitado protagonismo a las buenas noticias que han llegado desde China y el selectivo ha despedido la jornada con un ascenso del 1%. (Ver gráfico detallado del Ibex)

Aunque la jornada prometía ser muy positiva, lo cierto es que la subida ha sabido a poco. Y es que en una jornada en la que el Ibex ha llegado a ganar un 2,38%, el ascenso del 1% registrado al cierre ha sido poco alentador. El selectivo, sin embargo, ha conseguido recuperar los 10.000 puntos.

Las buenas noticias que han llegado desde China, que ha anunciado una flexibilización gradual del yuan, se han convertido desde primera hora en un motor para la Bolsa española, una decisión que han aplaudido el FMI, el Tesoro de Estados Unidos y los analistas, que han destacado la positiva repercusión de la medida tanto a nivel local como en la economía global.

Sin embargo, las previsiones de Standard & Poor's, que ha revisado al alza su estimación de pérdidas máximas de crédito para el conjunto del sistema financiero español, hasta 99.300 millones de euros entre 2009 y 2011, ha caído como un jarro de agua fría. Y la reacción de sus cotizaciones no se ha hecho esperar. El sector, que desde primera hora celebraba los buenos resultados de los estrés test filtrados el pasado viernes, ha pasado a moderar sus ganancias e, incluso, a convertirlas en pérdidas. Santander y BBVA han reducido sus números verdes hasta repuntar un 0,75% y un 0,53% respectivamente, mientras que algunas entidades medianas como Popular, Banesto o Sabadell han cerrado en negativo.

IBEX 35 8.675,70 -1,26%

Para las siderúrgicas, la sesión ha tenido tintes más positivos. ArcelorMittal se ha convertido en la compañía más rentable al mejorar un 5,6% y Acerinox ha avanzado un 3,53%. Repsol, por su parte, ha sumado un 1,35% después de que Banesto Bolsa haya elevado la recomendación a comprar desde neutral.

En este contexto, no fatal quien mira al futuro. Nigel Bolton, director del equipo de renta variable europea de BlackRock, comenta que "para los inversores a largo plazo, estos tiempos difíciles serán una oportunidad excepcional. En este marco, continuamos siendo optimistas respecto a las perspectivas de la renta variable de Europa, que sigue disfrutando de unos fundamentales atractivos: tiene poca demanda, ofrece una rentabilidad por dividendo atractiva y ahora parece barata con un PER de sólo 10 veces los beneficios de 2011, un nivel cercano al mínimo relativo frente a EE UU".

Por su parte, Bankinter también se muestra optimista. Estos expertos consideran que "la fase de caídas entre abril y junio probablemente ya ha pasado por su peor momento, y lo que tenemos por delante en las próximas semanas, dentro de la erraticidad que continúan mostrando los mercados, no debiera suponer un retroceso a los niveles mínimos". "La recomendación que creemos más adecuada es realizar algunas compras adicionales en Bolsa en los perfiles más agresivos. Como viene siendo habitual desde hace ya algunos meses cada vez que hemos recomendado un cambio en los niveles de exposición, mantenemos más elevado el porcentaje de la cartera expuesto para los perfiles globales", añaden.

Para la semana entrante, los principales puntos de atención en el plano macroeconómico serán la reunión de la Fed y nuevos datos del sector inmobiliario en Estados Unidos, mientras que desde la eurozona llegarán los PMIs preliminares de junio junto a la confianza empresarial IFO en Alemania. En España, mañana martes el Tesoro emitirá letras a 3 y 6 meses.

En el mercado de divisas, el BCE ha fijado el cambio oficial del euro en 1,2391 dólares. La rentabilidad del bono español con el alemán, por su parte, se ha moderado hasta 168 puntos básicos.