Según la prensa

El Banco de Inglaterra apunta a una posible subida de los tipos durante 2010

El Banco de Inglaterra considera la posibilidad de proceder antes de que termine 2010 a una subida de los tipos de interés, actualmente en el 0,5%, dados los problemas para reducir la inflación, que ha alcanzado el 3,7%.

Así lo afirma en un artículo en The Sunday Times Andrew Sentance, miembro del comité de política monetaria (MPC) del banco desde 2006, que indica que la recesión no he tenido el efecto que se esperaba sobre la inflación y que hay que sopesar otras opciones.

Sentance escribe que espera "debates interesantes" en las reuniones que celebrará en la segunda mitad del año el MPC, que el pasado jueves decidió mantener por decimoquinto mes consecutivo los tipos en el mínimo histórico del medio punto.

"A finales de 2008 y durante 2009, el MPC puso en marcha una política altamente expansionista para contrarrestar la aguda contracción de la demanda a causa de la crisis financiera, pero la recuperación de la economía y la resistencia inflacionaria plantea el tema de si esta política sigue siendo apropiada", afirma.

Hasta ahora, el Banco de Inglaterra no ha querido aumentar los tipos de interés por la fragilidad de la economía y por los inminentes recortes del gasto publico y los aumentos impositivos anunciados por el nuevo Gobierno conservador-liberal.

El gobernador del banco emisor, Mervyn King, dijo el mes pasado que lo previsible es que la inflación vuelva al 2% "en el plazo de un año", pero Sentance recordó que desde principios de 2008 la tasa se ha mantenido en una media del 3%, más de un punto por encima del ritmo registrado en el periodo de crecimiento previo a la recesión.

Dificultades para controlar la inflación

Sentance reconoce que hay factores externos a la economía británica, como la volatilidad de los precios del petróleo, que dificultan mantener bajo control la inflación, pero señala que en otros países del entorno no se ha producido este repunte.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) manifestó recientemente que el Banco de Inglaterra no debería esperar más allá del último trimestre de 2010 para proceder a un aumento de los tipos y pronosticó que la tasa de interés se situará en el Reino Unido en torno al 3,5% a finales de 2011.