La operación se concretará en 90 días

Santander compra a Bank of America su participación en Santander México por 2.091 millones

El Banco Santander ha alcanzado un acuerdo con Bank of America para comprarle su participación del 24,9% en Santander México por 2.500 millones de dólares (unos 2.091,7 millones de euros), informó hoy la entidad.

Tras la operación, que se espera poder concretar en un plazo de 90 días y que está pendiente de las autorizaciones pertinentes por parte de los organismos reguladores, el banco que preside Emilio Botín elevará su participación en su filial mexicana hasta el 99,9%.

El Santander vendió esta participación del 24,9% a Bank of America en 2003 por 1.600 millones de dólares (1.339,2 millones de euros al cambio actual), de manera que el conjunto de su filial mexicana se valoró entonces en 6.400 millones de dólares (5.357,2 millones de euros).

La entidad destaca ahora que, siete años después, la transacción realizada con Bank of America implica valorar Santander México en 10.000 millones de dólares (8.370,5 millones de euros), un 56% más. Santander ha invertido un total de 6.116 millones de dólares (5.113,9 millones de euros) en la compra del 99,9% de su filial en México.

SANTANDER 3,87 0,31%

La aportación de México al beneficio neto atribuido del grupo se incrementa en casi dos puntos porcentuales, hasta el 7%, al poseer la práctica totalidad del capital.

La entidad cántabra estimó que la operación tendrá un impacto positivo del 1,3% en el beneficio por acción de Santander a partir del primer año, del 1,5% en 2012 y del 1,8% en 2013, así como un retorno sobre la inversión (ROI) del 15% a partir del tercer año, todo ello, según el banco, sobre la base de las estimaciones de resultados de Banco Santander México del consenso del mercado. El impacto estimado de la operación en el 'core capital' de Santander es de -31 puntos básicos.

Apuesta por México

El presidente del Santander, Emilio Botín, subrayó que esta adquisición reafirma la apuesta de su entidad por México, "un país que cuenta con unas perspectivas muy favorables de crecimiento", al tiempo que permitirá profundizar en la diversificación geográfica del Grupo.

Santander México forma parte del Grupo Santander desde 1997, por lo que la operación no conlleva ningún riesgo de ejecución. México es un mercado clave para el grupo y ofrece un fuerte potencial de crecimiento debido a la baja bancarización del país y al modelo de negocio "sólido, eficiente y competitivo" de la franquicia mexicana.

Santander ha aprovechado el interés de Bank of America en vender gracias a su "excelente posición de capital y liquidez". El 'core capital' de Santander a cierre del primer trimestre es del 8,8% y esta operación resta tan sólo 0,3 puntos, por lo que la entidad continuaría con uno de los ratios de capital más altos del mercado.

Bank of America se encuentra inmerso en un proceso de reestructuración como consecuencia de las pérdidas registradas en los últimos años, en el que se inscribe la venta de algunas participaciones que considera no estratégicas, como es este caso, ya que son minoritarias.

El pasado 19 de mayo anunció la venta del 5,3% que poseía de Itaú por un importe de 4.500 millones de dólares (3.762,6 millones de euros).

Banco Santander es el tercer grupo financiero de México por volumen de negocio, con una cuota del 13% en créditos, 16.160 millones de dólares (13.512,1 millones de euros), y del 14,8% en depósitos, 18.550 millones de dólares (15.510,5 millones de euros). El grupo cuenta con 1.095 oficinas en el país y 12.400 empleados que trabjan para 8,8 millones de clientes.

Botín cree que la compra es una operación "muy buena"

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, se ha mostrado "encantado" con el acuerdo alcanzado con Bank of America, una operación "muy buena" para ambas entidades que además va "en la línea de diversificación" del Santander.

Botín explicó que el banco se había valorado en 10.000 millones y que el Santander ha pagado al Bank of America 2.500, por lo que es una operación "muy buena", tanto para la entidad que preside como para la parte vendedora, ya que "no le interesaba seguir de minoritario".

Además, la compra supone "un paso muy importante en la diversificación" del Santander, diversificación que "no tiene ningún gran banco del mundo". "Esta operación va en esa línea de diversificación en los diez mercados grandes en que estamos", recalcó.

"Estamos encantados con esa compra" y "con México", afirmó Botín, quien aseguró que las cosas van "muy bien" en este país, ya que este año prevén ganar 1.000 millones de dólares neto.

El presidente del Santander respondió así a preguntas de los periodistas formuladas hoy durante la presentación de la Memoria 2009 de la Fundación Botín y después de que su banco anunciara esta mañana la compra a Bank of America del 24,9% de su participación en Santander México, con el que el Santander alcanza el 99,9% de su filial en el país azteca.