Rechazo al Real Decreto

La CNC cree que la nueva normativa del carbón distorsiona más el mercado

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) mantiene su rechazo al Real Decreto que establece incentivos para el uso del carbón nacional en la generación de electricidad al entender que, tras su modificación, "magnifica las significativas distorsiones a la competencia" que introducía el texto original.

Así lo señala en su informe sobre el Proyecto de Real Decreto que modifica a otro aprobado en febrero y del que el Gobierno, a petición de Bruselas, ha eliminado las compensaciones previstas para las centrales (carbón importado y gas) que deberán ceder parte del mercado a aquellas que queman carbón nacional.

En el texto, Competencia lamenta que el proyecto de normativa mantenga el mismo procedimiento de ajuste del sistema denominado "resolución de restricciones por garantía de suministro". Así, el organismo presidido por Luis Berenguer estima que el nuevo texto no sólo mantiene, sino que magnifica las "significativas distorsiones" a la competencia que introduce el citado mecanismo.

En su opinión, la modificación supondrá que el sobrecoste sobre el precio de casación que implica la retribución a las centrales de carbón nacional "se verá incluso incrementado como consecuencia del nuevo criterio establecido en el Proyecto en relación con el mecanismo de retirada de las centrales expulsadas de la casación".

Además, el nuevo texto añade un mayor grado de incertidumbre al dejar indeterminados algunos conceptos como la cantidad máxima a producir en restricciones por garantía de suministro, lo que, según la CNE, "distorsionará los incentivos a la inversión e introducirá incentivos adicionales al comportamiento estratégico por parte de los agentes".

Competencia insiste en que la justificación para la creación de este mecanismo de apoyo al carbón autóctono es insuficiente, en particular en lo relativo a su supuesta necesidad para garantizar el suministro de energía eléctrica.