Nueva regulación

Galán se lleva el 55% de su inversión eólica a EE UU ante las dudas normativas en España

Iberdrola Renovables invertirá 9.000 millones de euros en parques eólicos en el periodo 2010-2012, según anunció ayer su presidente Ignacio Sánchez Galán. Del montante global, el 55% se destinará a proyectos en Estados Unidos, un país "en el que es imposible que se aprueben cambios retroactivos como ha ocurrido en España", dijo Galán, en referencia a la futura nueva regulación para las energías renovables que diseña el Gobierno español.

La compañía destinará alrededor de algo más de 4.900 millones a EE UU, 1.900 millones al Reino Unido y 1.000 millones a España. El resto, 1.200 millones, se repartirá entre los distintos mercados de la compañía en el mundo.

"EE UU es el país en el que tenemos mayores esperanzas, da una seguridad jurídica que garantiza la estabilidad del negocio", dijo Galán. Destacó que, hasta la fecha, Renovables ya ha ingresado 577 millones del fondo estadounidense de promoción de las energías limpias (grants), a los que hay que añadir otros 120 millones acumulados en lo que va de ejercicio 2010. El objetivo es instalar 1.000 megavatios (MW) al año, especialmente en los estados del oeste y el noroeste del país.

IBERDROLA 7,25 0,03%

Galán también anunció la creación de una dirección de negocio dedicada a lo que considera "la segunda revolución de las renovables", los llamados parques eólicos offshore, es decir, los instalados en el mar. Escocia es la sede de un negocio que Galán espera desarrollar en el norte de Europa y especialmente en Reino Unido, donde ya ha logrado los derechos para construir uno de los parques eólicos marinos más grandes del mundo, con 7.200 megavatios. La eléctrica tiene adjudicados proyectos marinos por 10.000 kilovatios. Galán señaló que España "no es un mercado interesante" para este tipo de negocio, ya que las limitaciones tanto legales como físicas del suelo marino español las hacen inviables. "Sí creemos que el país tiene aún recorrido en las instalaciones tradicionales", afirmó.

El presidente dijo no conocer los detalles de la sentencia que ayer publicó Cinco Días que impide fragmentar los parques para poder acceder a las primas, aunque reconoció que puede tener consecuencias en el negocio. Descartó responder a las preguntas sobre el conflicto que mantiene la matriz Iberdrola con su accionista ACS.