En asamblea general

Los controladores rechazan la propuesta para ir a la huelga

El colectivo de los 2.400 controladores aéreos de AENA rechazó ayer en una asamblea general la propuesta formulada por la dirección saliente de su sindicato, el USCA. Dicha propuesta planteaba que los trabajadores se negaran a seguir realizando los servicios exprés fijados y, en caso de que la empresa impusiera algún expediente, convocar una huelga en respuesta.

El resultado de la votación fue de 609 votos que rechazaban la propuesta, 453 que la aceptaban y 343 votos en blanco.

El referéndum se planteaba como un pulso entre la dirección saliente del sindicato y los tres candidatos que concurrirán a las elecciones del próximo día 17 con el objetivo de renovar la cúpula directiva de la central. Los candidatos habían pedido que no se aprobara la propuesta porque con ello se hipotecaría la gestión de la nueva directiva que salga vencedora de los comicios.

Por otra parte, el presidente de AENA, Juan Lema, indicó ayer que está investigando un "elevado" absentismo de los controladores aéreos en los centros de control de Alicante y Madrid, donde alcanzó un 30% y entre un 10 y un 15%, de la plantilla, respectivamente.

El directivo, que asiste estos días a la 66 asamblea anual de la IATA en Berlín, explicó que en Alicante, donde de 21 controladores siete estaban de baja, se han dado de alta cinco de los trabajadores "de manera inmediata", tras tener noticia de que el ente público se había puesto en contacto con la Seguridad Social para tomar las medidas pertinentes.

Lema se congratuló por que "tan sólo anunciar esta medida haya tenido un efecto tan espectacular".

En cuanto al absentismo en Madrid, que ronda entre el 10% y el 15%, muy por encima de la media del 4% de AENA, Lema indicó que el gestor cree que "no es real" y añadió: "Estamos tomando medidas para estar seguros, pero lo creemos desproporcionado".