Proyectos comerciales en marcha

Huawei asegura que la telefonía móvil 4G despegará en 2011

El gigante chino de redes de telecomunicaciones Huawei asegura que este año se desplegarán más de 20 redes comerciales de cuarta generación de telefonía móvil en todo el mundo. Justin Zhao, máximo responsable de la compañía en esta tecnología, denominada LTE (Long Term Evoluction), explica que para 2011 habrá entre 40 y 50 redes comerciales de este tipo. "Ya hay proyectos comerciales y pilotos en marcha, pero los grandes despliegues tendrán lugar entre 2011 y 2012", dice.

Huawei ha logrado ya 11 contratos para explotar esta tecnología en Europa, Asia y Norteamérica. Entre otros, ganó el primer contrato comercial de LTE del mundo con la operadora Telia Sonera para desplegar la cuarta generación en Oslo, y un acuerdo con 02, del grupo Telefónica, para hacer un piloto en Reino Unido.

La compañía asiática confía en gran parte a esta tecnología su crecimiento y expansión internacional. Tanto es así que de los 20 centros de I+D que tiene en todo el mundo, siete los tiene dedicados a LTE (tres en China, uno en Suecia, otro en Rusia y dos en EE UU). Y de los 12.000 ingenieros que tiene trabajando en tecnologías inalámbricas, 2.500 se centran en la cuarta generación.

Zhao reconoció, no obstante, que aún hay retos importantes por afrontar en la cuarta generación. Entre ellos citó la escasez de terminales. "Este año calculamos que 20 proveedores lanzará n terminales con LTE, lo que acelerará los lanzamientos comerciales". Otro reto para los operadores, asegura, es "cómo convertir el aumento de tráfico de datos en dinero". Según el directivo, este tráfico se ha duplicado entre 2008 y 2010 y se multiplicará por cinco en 10 años. "Los operadores tendrán que hacer una inversión que sea muy efectiva en costes. Y la única manera de conseguirlo es mediante una solución de banda ancha unificada como la que Huawei lanzó este año, llamada SingleRAN. æpermil;sta podrá asumir el enorme aumento en el tráfico de banda ancha móvil, reduce el coste por bit y hace que los servicios móviles de banda ancha sean más rentables para los operadores.

Velocidades de 1.200 megas en laboratorio

Justin Zhao explica que la tecnología LTE va a proporcionar una gran capacidad de transmisión. "Hemos alcanzado en laboratorio velocidades de descarga de 1.200 megabits, pero no en la vida real". El directivo confiesa que en las "redes vivas" hay un montón de interferencias que evitan una transmisión de alta calidad, así que hay que solucionar los problemas de cobertura incluyendo los referidos al interior de los edificios.

En este punto, Zhao señaló que es necesario hacer mejoras en las redes existentes de los operadores y eso abre otro reto y es el de "proteger las inversiones que ya han hecho los operadores en las redes actuales, reduciendo el número de antenas e instalaciones".