Caídas del 19% para las cajas

Las cajas restringen el crédito para vivienda y los bancos lo aumentan

Las hipotecas empiezan a empachar a las cajas de ahorros. En los cuatro primeros meses de 2010, las cajas concedieron un 19% menos de créditos para la compra de vivienda, mientras que los bancos aumentaron esta partida en un 8,6%.

La banca aún no ha trasladado la bajada de tipos del BCE a los créditos
La banca aún no ha trasladado la bajada de tipos del BCE a los créditos

Las cajas se baten en retirada del negocio hipotecario. La que ha sido su palanca de crecimiento durante los últimos lustros pesa ahora en exceso en su cuenta de resultados.

De acuerdo con los últimos datos facilitados por el Banco de España, las cajas de ahorros concedieron 10.881 millones de euros en préstamos para la compra de vivienda. Esa cifra es un 19,4% inferior que los créditos concedidos en el mismo periodo de 2009.

Por contra, en estos primeros cuatro meses de 2010, los bancos han dado nuevos préstamos hipotecarios por valor de 8.461 millones, lo que supone un incremento respecto al volumen hipotecario concedido en el mismo periodo del ejercicio anterior.

En total, el conjunto de entidades de crédito que operan en España financió 21.241 millones de euros para compra de pisos, durante el primer cuatrimestre, lo que supone una caída del 8,9%, que se explica fundamentalmente por el cierre de grifo en las cajas.

A mediados de 2009, el conjunto de las cajas tenían una exposición al crédito a vivienda del 41% cuando el resto de entidades de crédito tenían una exposición algo inferior al 30%.

Sin embargo, la principal explicación para que las entidades de ahorro hayan decidido conceder menos hipotecas es la dificultad que van a tener para conseguir capital y reforzar sus balances.

La nueva regulación internacional de solvencia va a obligar a los grupos financieros a buscar más capital y de mayor calidad. Las cajas, al tener limitada su capacidad para acceder al capital en mercados mayoristas, van a tener que optar por reducir su balance y su nivel de riesgo, a la espera de que la nueva ley del sector ofrezca alternativas de captación de recursos.

Además, la difícil coyuntura económica y la necesidad de reestructuración del sector, va a mermar su capacidad para generar capital a través de las ganancias anuales.

La presión de los bancos sobre las cajas en el negocio hipotecario también se percibe en los tipos de interés. Según los datos de Banco de España, el tipo de interés medio aplicado en los últimos meses por las cajas ha estado entre el 2,68% y el 2,73%. Mientras tanto, los bancos han afilado sus ofertas, con precios entre el 2,41% y el 2,28%.

Otra partida en la que los bancos le están comiendo terreno a las cajas es en los depósitos de ahorradores. Durante el primer cuatrimestre de 2010, el volumen de imposiciones a plazo fijo descendió en las cajas en 6.759 millones de euros (hasta 241.248 millones), mientras que, en el mismo periodo, los bancos han aumentado los depósitos de familias en 5.348 millones (hasta 112.108 millones de euros).

El principal motivo de este trasvase de fondos de las cajas a los bancos ha sido el comienzo de una agresiva campaña de depósitos de alta remuneración iniciada en el primer trimestre por estos últimos. Tanto Santander, como BBVA comenzar a ofrecer un 4% por el dinero nuevo. El tipo de interés medio, a un año, que se pagaba en las cajas en abril era del 2,21%, mientras que en los bancos era del 2,67%.