A las pymes

Bernanke insta a la banca de Estados Unidos a dar más créditos

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben Bernanke, instó hoy a la banca estadounidense a dar más créditos a las pequeñas empresas por ser "claves" para reducir un índice de desempleo que causa "altos costes" a la economía.

Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal
Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal

"Los prestamistas deberían hacer todo lo posible para satisfacer las necesidades legítimas de los prestatarios dignos de recibir créditos", dijo el titular de la Fed en una conferencia organizada por el banco de la Reserva Federal en Detroit.

El volumen de crédito entregado a las pequeñas empresas en EEUU ha caído en 40.000 millones de dólares desde la primera mitad de 2008 hasta el primer trimestre de este año, y se situó en 660.000 millones, según datos de la Reserva.

Bernanke dijo que es difícil determinar cuánto se debe a una menor demanda de préstamos y cuánto a la restricción de los préstamos por parte de la banca como respuesta a la crisis financiera.

La economía estadounidense lleva cuatro trimestres consecutivos de crecimiento, pero el índice de desempleo aumentó al 9,9%, una cifra muy alta para los parámetros de EE UU, que concede menos ayuda a las personas sin trabajo que otras naciones desarrolladas.

Bernanke destacó que las pequeñas empresas son "claves" para la creación de empleo, y, en ese sentido, expresó a los bancos que prestarles dinero "es algo positivo, no negativo, para la seguridad y fortaleza de nuestro sistema bancario".

Con el crecimiento, Estados Unidos ha vuelto a crear empleos y esa tendencia se reflejará, según los expertos, en los datos que publicará el gobierno el viernes, correspondientes a mayo.

Aun así, el titular de la Reserva Federal citó la escasez de puestos de trabajo como la principal preocupación para la economía estadounidense.

"El alto desempleo impone altos costes a los trabajadores y sus familias, además de a la sociedad en su conjunto", afirmó.

Bernanke no se refirió a la política monetaria en su discurso, pero sí lo hizo Dennis Lockhart, presidente del banco de la Reserva Federal en Atlanta, quien hoy pronunció un discurso en esa ciudad del estado de Georgia.

Lockhart afirmó que el banco central puede tener que subir el precio del dinero "incluso mientras el desempleo esté considerablemente por encima del nivel de antes de la recesión".

A su juicio, se acerca el momento de aumentar los tipos de interés, que rondan el 0 por ciento desde diciembre de 2008, aunque aclaró que no es una acción necesaria inmediatamente.

"A medida que la economía siga mejorando y los mercados financieros se afiancen, los tipos de interés extraordinariamente bajos no se requerirán para promover la recuperación y estarán en contradicción con el objetivo de mantener la estabilidad de los precios", agregó.

Lockhart no es miembro actualmente del Comité del Mercado Abierto de la Reserva Federal, que fija la política monetaria.

Ese comité ha dejado sin cambios los tipos en torno al 0,25% en sus últimas reuniones y ha prometido dejarlos bajos "por un período prolongado", principalmente por el alto desempleo.

No obstante, la visión de Lockhart es compartida por uno de sus miembros, el presidente del banco de la Reserva Federal en Kansas City, Thomas Hoenig, quien consideró que la Reserva Federal debe prepararse para subir el precio del dinero.

Hoenig ha votado tres veces consecutivas en contra de la mayoría del Comité, pues cree que se debería retirar la garantía de tipos bajos.