Prevé recaudar 3.000 millones en tres años

Grecia privatizará la gestión del agua, el correo y el ferrocarril

El Estado heleno continúa con su plan de ajuste del gasto. Y en ese contexto, anunció la privatización de una empresa ferroviaria estatal, las dos principales de suministro de agua potable y la de correos. Con esta nueva medida el Gobierno prevé recaudar 3.000 millones.

El Gobierno griego ha acelerado el plan de privatizaciones. Ayer anunció la venta de participaciones en empresas de ferrocarriles y de gestión de agua y de correos. Su propósito es recaudar 3.000 millones de euros en tres años para estabilizar sus cuentas públicas. Esta medida era una de las exigencias del plan de rescate aprobado el mes pasado por los socios europeos y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Grecia venderá así un 49% de la división ferroviaria estatal deficitaria Hellenic Railways Organization (OSE) y un 23% de la compañía de suministro de agua potable Thessaloniki Water & Sewage, la segunda en tamaño del país; y el 39% de Servicio de Correos Helénico. Además, reducirá su participación en la sociedad, también de agua, Athens Water Supply and Sewage Company.

Las medidas fueron anunciadas ayer por el ministro de Hacienda y Finanzas griego. "Decidimos acelerar el proceso de privatización. El Gobierno establecerá un consorcio de activos estatales", dijo Yorgos Papaconstantinou a los periodistas en Atenas. Grecia pretende recaudar 1.000 millones de euros al año en tres años con este plan. Un total de 3.000 millones de euros.

El rescate pactado entre la UE y el FMI contemplaba que Grecia obtuviera unos ingresos anuales de 1.000 millones a través de privatizaciones entre 2011 y 2013. Exigía, además, la ejecución de un programa de austeridad aprobado por el Parlamento griego el mes pasado. Este ajuste supondrá un ahorro de 30.000 millones de euros gracias al recorte del salario de los funcionarios, de las pensiones de los empleados públicos y el aumento de impuesto. El mayor ajuste de la historia griega se efectúa para rebajar el déficit público del 13,6% del PIB (producto interior bruto) hasta menos del 3% en 2014. Grecia recibirá a cambio una ayuda de 110.000 millones de euros en tres años. El primer desembolso, de unos 20.000 millones, ya se hizo en mayo.

El Estado heleno también prorrogará la concesión del Aeropuerto Internacional de Atenas, el mayor de la nación, que es administrado por la compañía alemana de construcción Hochtief AG. "Nuestras estimaciones son definitivamente superiores. Es tener un Estado que garantice los servicios públicos, pero que al mismo tiempo saque partido del dinamismo de la economía griega", agregó Papaconstantinou.

Una venta de activos parcial

El plan de privatización de Grecia es parcial. El Gobierno de Yorgos Papandreu no quiere salir todavía del negocio eléctrico y de telecomunicaciones. Así mantendrá su participación en la compañía eléctrica Public Power Corp, el mayor productor de energía del país, y en Hellenic Telecommunications Organization, el mayor proveedor de servicios telefónicos. El Estado tiene una participación del 51% en la primera y un 20% en la segunda, según datos de Bloomberg. También seguirá controlando el 34% en el monopolio de apuestas OPAP, la tercera firma de lotería más grande de Europa. Aunque el Gobierno no descarta que las privatizaciones se extiendan a otros sectores, como a la empresa estatal de gas Depa. La suma de 3.000 millones de euros que se recaudaría con las privatizaciones en los próximos tres años sería casi simbólica en los esfuerzos por reducir los 310.000 millones de euros que Grecia tiene como deuda. "El efecto total en las finanzas públicas es muy pequeño. Es más una señal de que se intenta achicar el sector público", según Giada Giani, economista de Citigroup.