El debate de la nación será el 14 y 15 de julio

El guión legislativo estrecha el margen para cambiar el Gobierno

El calendario legislativo y las dificultades para salvar los próximos Presupuestos recortan el margen de José Luis Rodríguez Zapatero para remodelar el Gobierno. Al menos ésta es la opinión más extendida entre sus colaboradores y dirigentes del PSOE.

Los reiterados desmentidos oficiales relativos a un posible cambio de Gobierno antes de agosto ganaron ayer fiabilidad tras conocerse las fechas elegidas por José Luis Rodríguez Zapatero para afrontar el debate del estado de la nación. Se celebrará en el Congreso los días 14 y 15 de julio y las resoluciones se aprobarán entre el 21 y el 22. Con anterioridad, el presidente comparecerá en la Cámara Baja para realizar balance de la presidencia europea, antes de hacerlo en el Parlamento de Estrasburgo.

Si la portavoz parlamentaria del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, extrajo la conclusión de que el presidente del Gobierno ha elegido para el debate del estado de la nación un calendario "estratosférico", la traducción inmediata que hicieron destacados dirigentes del PSOE es que a Zapatero se le reduce de forma muy considerable el margen para cambiar el Gobierno.

Quienes así opinan no sólo tienen en cuenta las fechas elegidas para el debate y las citas parlamentarias que deberá atender el presidente este mes y el que viene, sino también las dificultades objetivas que va a encontrar el Gobierno para salvar los Presupuestos estatales de 2011, que tendrán como antesala el debate del techo de gasto que entrará en breve en el Congreso. En el PSOE se da por descontado que el PNV no enseñará sus cartas hasta el último minuto, no sólo para poner en valor el apoyo determinante de sus seis diputados sino también para poder superar las resistencias de un sector del nacionalismo vasco a sacar al Gobierno del atolladero después de que Zapatero consintiera que el PSE desalojara al PNV de Ajuria Enea en mayo del año pasado tras un acuerdo de colaboración con el PP.

Esta circunstancia y la actitud mantenida por el Gobierno en la tramitación de la denominada 'enmienda antiblindaje' ha enfriado sobremanera su relación con el PNV, aunque este partido ha dejado clara su disposición a negociar las cuentas estatales del año que viene.

Remodelar el Gobierno en medio de tanta incertidumbre sería un error, se opina en el PSOE.

¿Qué fue de la Ley de Economía Sostenible?

El proyecto estrella que José Luis Rodríguez Zapatero expuso en su último debate del estado de la nación duerme el sueño de los justos. El Congreso acordó ayer prorrogar por sexta vez consecutiva el plazo de presentación de enmiendas al proyecto de Ley de Economía Sostenible, una vez que el Gobierno ha constatado las crecientes dificultades que va a encontrar para sacarlo adelante.

De hecho, si al final el Ejecutivo consiguiera el respaldo de los grupos nacionalistas a dicho proyecto de ley, éste tendría muy difícil su entrada en vigor este año ya que su tramitación va a ser muy compleja. La dificultad proviene no sólo de su contenido sino también de su solapamiento con el debate de los Presupuestos Generales del Estado para 2011 que comenzarán a debatirse en otoño.