La city

Guerra contra Paradores

La caída de la ocupación y el desplome de los ingresos han llevado a los hoteleros a resucitar la guerra que mantienen desde hace años con Paradores. Así se pudo constatar en el último congreso nacional, en el que los máximos dirigentes de grandes cadenas hoteleras (AC, Husa, Sercotel y Hotusa) criticaron la expansión de la empresa pública, a la que acusan de competencia desleal al financiarse sin problemas con dinero público, mientras que los empresarios están sufriendo el recorte del crédito.

Los dirigentes pidieron al Ejecutivo que frene la apertura de nuevos centros en lugares donde hay fuertes caídas de la ocupación, como en el caso de Lérida, donde se han iniciado las obras de construcción de un parador que costará 17 millones.