Propone elevar a 50.000 el techo de gasto

La CE vinculará la concesión de fondos a los resultados obtenidos por los beneficiarios

La Comisión Europea se ha fijado como objetivo a largo plazo orientar el régimen de subvención de los fondos comunitarios a los resultados que esperan los beneficiarios más que a la simple devolución de los gastos que se declaren, según los cambios adoptados este viernes por el Ejecutivo comunitario, que incluyen también simplificar el papeleo para acceder a las subvenciones.

Bruselas quiere que, en el futuro, la financiación europea no se reduzca al pago de facturas sino que suponga una "recompensa" por los resultados obtenidos. Más a corto plazo, la meta es reducir formalidades administrativas para que las empresas, sobre todo las pymes, eviten costes y pérdidas de tiempo. Así, se eliminará la obligación de abrir una cuenta bancaria concreta para el pago de los fondos y la de devolver los intereses generados por los adelantos.

Ha propuesto igualmente elevar de los 25.000 euros actuales a 50.000 el techo de gasto sometido a un procedimiento administrativos simplificado y también será más fácil que los beneficiarios usen los fondos para pagar a los socios con los que cuenten en el proyecto.

Para garantizar el control sobre el uso de los fondos, dado que el 80% del presupuesto comunitario se gasta a nivel nacional, la CE plantea que los organismos nacionales encargados de dar las ayudas regionales sean objeto de auditorías independientes, como se hace ya en los pagos agrícolas.