Revisión del cuadro macroeconómico

España crecerá menos y el paro será más alto de lo previsto hasta 2013

Las medidas que consiguió sacar adelante ayer el Gobierno por un sólo voto de diferencia en el Congreso de los Diputados reducirán el crecimiento del PIB y elevarán la tasa de paro en los tres próximos años.

La ministra Elena Salgado
La ministra Elena Salgado

Así consta en la última actualización del cuadro macroeconómico que el Gobierno se ha visto obligado a revisar tras la puesta en marcha de medidas para reducir el déficit, que incluyen una rebaja salarial para los funcionarios y la congelación de las pensiones, salvo las mínimas y las no contributivas.

Además de rebajar en cinco décimas, hasta el 1,3%, la previsión de creciemiento en 2011, también ha rebajado cuatro décimas el crecimiento de 2012, hasta el 2,5% y otras cuatro décimas el de 2013, hasta el 2,7%. El Gobierno ya había admitido que las nuevas iniciativas mermarían el crecimiento en el futuro, aunque sigue manteniendo sus previsiones para este ejercicio, cuando estima que la economía caerá un 0,3%.

Las nuevas previsiones estiman que la tasa de paro subirá en cuatro décimas en 2010, hasta el 19,4%, y en cinco décimas en 2011, hasta el 18,9%. Además, en 2013 se ha elevado siete décimas la previsión de tasa de paro, hasta el 16,2%. En 2012, la tasa de paro se situará en el 17,5%, cinco décimas más.

En materia de empleo, el Gobierno mantiene que se destruirán puestos de trabajo a un ritmo del 2% en 2010 y sigue mantiendo que se creará empleo a partir del año que viene, aunque las cifras son ahora más pequeñas. En concreto, la cifra de 2011 ha empeorado tres décimas, hasta el 0,3%, mientras que la de 2012 ha bajado una décima, hasta el 1,7%, y la de 2013 se ha reducido en cuatro décimas, hasta el 1,8%.

Tras la rueda de prensa, la vicepresidenta económica explicó a los periodistas que el aumento de la tasa de paro en 2010 se debe a la incorporación de nuevos datos de análisis, como la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre, así como al efecto de algunas medidas antidéficit en 2010.

Sin cambios en la deuda

Preguntada por si la revisión del cuadro macro afecta también a la deuda, Salgado explicó que no habrá variaciones significativas, porque el menor déficit esperado reducirá el incremento de la deuda, pero habrá que contabilizar también el compromiso asumido con Grecia.

En concreto, y en las cifras de 2010, el Gobierno sólo ha mantenido la cifra prevista de PIB (-0,3%), la caída estimada para la demanda nacional (-1,4%), la aportación del sector exterior (1,1%) y la contracción del empleo (-2%).

En cambio, ha mejorado la evolución del consumo final privado al cambiar la caída del 0,1% prevista en enero hasta un aumento del 0,3%; la exportación de bienes y servicios, que crecerá un 7,3% y no un 2,8%; y las importaciones, que aumentarán un 2,3% en lugar de caer un 1,3%.

Por el contrario, ha empeorado una décima la previsión del PIB nominal, hasta el 0,1%; el consumo de las administraciones públicas, hasta el 0,8% y la formación bruta de capital fijo, hasta el -7,2% desde el -6,5%.

En el año 2011, la economía crecerá un 1,3% frente al 1,8% previsto en el mes de enero, mientras que el empleo crecerá también menos de lo estimado (0,3% frente al 0,6%), lo que elevará la tasa de paro hasta el 18,9%, cinco décimas más.

La rebaja de la previsión de PIB de 2011 se explica porque el Gobierno cree que el consumo privado crecerá siete décimas menos de lo estimado antes de aprobar las medidas, hasta un 1,8%, mientras que la inversión no conseguirá registrar tasas positivas hasta el 2012.

La inversión, aún en negativo

En su última estimación, el Gobierno preveía que esta variable lograra crecer ya en 2011 a un ritmo del 0,3%, pero ahora caerá un 1,3%, mientras que el consumo final de las administraciones públicas entrará en terreno negativo (-1,6%).

El departamento económico también ha empeorado las perspectivas para la demanda nacional, que volverá a ser positiva (0,4%) pero crecerá un punto menos de lo previsto enero. En cambio, ha mejorado las cifras del sector exterior en cinco décimas, hasta el 0,9%.

Las cifras mejoran también en lo que se refiere a las exportaciones, que crecerán un 6,4% en 2011, pero son ligeramente inferiores para las importaciones, que aumentaran un 3%, frente al 3,7% previsto en enero.

El paro seguirá por encima del 17% en 2012

En 2012 empeoran todas las cifras en comparación con el mes de enero menos las importaciones, las exportaciones,la aportación del sector exterior y el consumo de las adminsitraciones públicas, lo que explica la rebaja del crecimiento en cuatro de décimas y el aumento de la tasa de paro hasta el 17,5%. Sin embargo, los componentes del PIB seguirán mejorando si se comparan con el 2011, ya que el conusmo privado logrará crecer a un ritmo del 2,3%, mientras que la inversión aumentará un 4% y la aportación de la demana nacional crecerá un 2,1%.

Para el año 2013, el Gobierno ha revisado a la baja casi todos los componentes del cuadro macroeconómico, excepto el consumo final de las administraciones públicas, que mejora pero se mantiene en tasas negativas, las exportaciones y el sector exterior.

Novedades en el cuadro macro

Aún así, muchas cifras continúan mejorando. El consumo privado se elevará un 2,4% y la inversión crecerá un 5,4%. Por el contrario, igual que en 2012, la aportación del sector exterior se irá reduciendo progresivamente y cerrará el 2013 en el 0,3%

En esta ocasión, el cuadro macro incoropora una novedad al recoger las cifras que marcan la capacidad o necesidad de financiación de la economía española frente al resto del mundo. En 2010, la necesidad de financiación será del 4%, cifra que se reducirá al 3,2% en 2011, al 2,9% en 2012 y al 2,5% en 2013.