Congreso Mundial de Tecnologías de la Información

España ve en las telecomunicaciones un apoyo para salir de la crisis

España defendió hoy en Amsterdam el papel de las tecnologías de la información en la salida a la crisis económica, por su capacidad para aumentar la productividad y el empleo.

La presidencia española de turno de la Unión Europea (UE) ha incluido en su calendario oficial el Congreso Mundial de Tecnologías de la Información, de carácter bianual y cuya decimoséptima edición se inauguró hoy en Amsterdam.

El secretario de Estado español de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Francisco Ros, quien participó en la apertura, explicó a Efe que "las tecnologías de la información son un gran coadyuvante para ayudar a salir de la crisis", pues "tienen un impacto directo en el aumento de la producción y en la generación de empleo, sin necesidad de grandes inversiones".

Ros dijo que en el congreso se felicitó a España por "el gran papel" de su presidencia comunitaria "en el empuje al sector de las telecomunicaciones".

En su discurso, durante la sesión inaugural del foro, Ros reconoció que Europa sigue sin estar a la altura de otras regiones del mundo en lo que respecta a investigación y desarrollo en el ámbito tecnológico.

"En Europa falta un empujón adicional en este campo, donde habría que acelerar más el avance en las redes de alta velocidad y en la cobertura generalizada de la banda ancha", declaró posteriormente a Efe.

Subrayó que en el congreso, que en su primera jornada estuvo "muy concurrido", hubo un "reconocimiento de los avances en España" en el terreno tecnológico, en especial en las tecnologías aplicadas a la sanidad, pero también en educación, agricultura y sobre todo en la administración.

Recordó que España es "el primer país del mundo y de Europa que ha completado la televisión digital terrestre".

El secretario de Estado también se refirió al impacto de las telecomunicaciones en la sostenibilidad, al destacar que su uso "inteligente" en los sectores industriales puede hacer disminuir drásticamente las emisiones contaminantes de Europa en un 15%, lo que en términos económicos se traduce en un ahorro de más de 600 millones de euros.

El congreso inaugurado hoy reúne a líderes políticos y empresariales, expertos y creadores de opinión de todo el mundo, con el objetivo de compartir puntos de vista acerca del papel fundamental que han de desempeñar las tecnologías de la información como factor dinamizador y de crecimiento.

El presidente y consejero delegado de la empresa de tecnologías Intel, Paul Otellini, coincidió con Ros en que la innovación y las inversiones en tecnologías de la información y de la comunicación van a acelerar la recuperación económica y el aumento de los puestos de trabajo en todo el mundo.

Otellini presentó el concurso Intel Challenge 2010, diseñado para ofrecer premios en metálico a los mejores planes de negocio entregados por estudiantes universitarios para, posteriormente, convertir sus ideas en negocios.

En el congreso, que se clausurará el próximo jueves, participan más de 200 personas tanto del sector público como del privado.